29 de Nov de 2021

Economía

Ley 45 de 2007: nuevas rutas para la defensa del consumidor y la competencia

Una norma que se ha consolidado plenamente en nuestro país, lo constituye la Ley 45 del 31 de octubre de 2007, que entró en vigencia desde aquel entonces, para asegurar las pautas en materia de protección al consumidor y la defensa de la competencia, pero también desarrollar todas las alternativas de educación a fin de que todas las partes conozcan sus deberes y derechos en estas materias.

Una norma que se ha consolidado plenamente en nuestro país, lo constituye la Ley 45 del 31 de octubre de 2007, que entró en vigencia desde aquel entonces, para asegurar las pautas en materia de protección al consumidor y la defensa de la competencia, pero también desarrollar todas las alternativas de educación a fin de que todas las partes conozcan sus deberes y derechos en estas materias.

Es así, como hace 14 años, nació la ley que la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco), hace cumplir para garantizar que los consumidores estén respaldados en sus relaciones con los agentes económicos, tanto en sus garantías, como en los reclamos, cuyas quejas resueltas, superan los 350 millones de balboas, tras más de 35 mil procesos, desde su implementación, hasta el presente.

Al realizar un reconocimiento a los autores de este fundamento legal, esta legislación fue posible gracias a la visión de hombres y mujeres profesionales en materia de abogacía, economía, metrología y comunicación, entre otras disciplinas, conformando un equipo de trabajo, que a través de los años, ha logrado empoderarse de los principios nobles que persigue la Acodeco, al lado del consumidor panameño.

A pesar que esta norma tiene múltiples propósitos, no escapa de la necesidad actual de ampliar su radio de fiscalización o de mayores recursos legales, especialmente en las actividades inmobiliarias que todos los años encabeza la estadística institucional de quejas. Por ejemplo, para el año en curso, supera las 600 quejas. También las novedades a futuro alcanzan al tema de la educación particular como universitaria, que de alguna forma, producto de la actual pandemia, los reclamos están cerca de las cien.

Cabe destacar que lo anterior, son dos de los rubros con más quejas en el 2021. Sin embargo, es una muestra de lo que no llegó a un acuerdo entre las partes y es así que el consumidor decide entablar un proceso contra la respectiva empresa, ante la Acodeco. Pero a la vez es incuantificable la cifra en que los agentes económicos accedieron amigablemente a la reclamación del comprador, demostrando con ello que prefieren mantener al cliente, que una mala reputación.

Al final, toda ley es evolutiva y va cambiando acorde a los tiempos. Estas también se deben adecuar a las tecnologías disponibles y así lo ha hecho la Acodeco a través de su asistente virtual, SINDI, por medio del 6330-3333, que le ha brindado respuestas a los consumidores sobre denuncias, información de precios y otros, para estar más cerca de la población de nuestro país.

Desde el 31 de octubre de 2007, a la fecha, la ley 45 ha sufrido varias modificaciones, entre ellas:

- Ley 34 de 2 de agosto de 2016, que dispone el concepto de voluntariedad en la propina y la forma cómo pudiera sugerirse y solo podrán ser adicionado al precio los impuestos, no así los que sean inherentes a la relación de consumo.

- Ley 14 de 20 de febrero de 2018. Lo más relevante y que ha sido ampliamente divulgado son los cambios al artículo 115, que establece la competencia de la Acodeco para conocer y decidir a prevención con los tribunales competentes, las quejas hasta B/.5,000.00 y en vehículos de motor hasta 30 mil balboas.

Periodista