Temas Especiales

23 de Ene de 2022

Economía

Atraer inversión extranjera sostenible, el reto de Colombia tras la COP26

En Glasgow, Colombia ratificó su compromiso de declarar el 30 % de su territorio como área protegida para 2022

Fotografía de archivo de la presidenta de Procolombia, Flavia Santoro.
Fotografía de archivo de la presidenta de Procolombia, Flavia Santoro.EFE

Colombia busca que la inversión extranjera en el futuro venga de negocios sostenibles y que vayan en la línea de los objetivos fijados por el Gobierno en la pasada Cumbre del Clima (COP26) celebrada en Glasgow para mitigar la huella de carbono o proteger los territorios amenazados.

"De la experiencia en Glasgow pudimos constatar cómo el sector privado internacional percibe que Colombia podría ser el pionero regional en consolidar una oferta sólida y seria de negocios sostenibles", dijo la presidenta de la agencia estatal ProColombia, Flavia Santoro, en un comunicado remitido este lunes.

En Glasgow, Colombia ratificó su compromiso de declarar el 30 % de su territorio como área protegida para 2022 y lograr la neutralidad en carbono, es decir que la huella de carbono en la atmósfera sea cero, en 2050.

Allí también, una coalición de 450 financieros de 45 países anunció la disponibilidad de hasta 130 billones de dólares en inversiones en los próximos años para lograr reducir a cero esa huella.

Colombia quiere acceder a esos recursos, por lo que debe "prepararse y lograr una oferta sólida y que responda a las necesidades de inversionistas sofisticados", estimó ProColombia, que puja por la llegada de esa "inversión sostenible al país".

Esos retos fueron los tratados el pasado jueves en el evento "Acuerdos de la COP26: retos y oportunidades para el sector privado en Colombia", donde compañías debatieron estos temas.

La directora consultora de la empresa PwC, que organizó la charla junto a ProColombia aseguró que la COP26 podría haber sido más ambiciosa, pero que los acuerdos alcanzados dan "señales muy claras" de hacia dónde se va "y los retos que este camino trae para el sector privado".

"La reactivación es una oportunidad para incentivar en las empresas la organización de sus procesos de producción y que estos sean más amigables con el planeta y con nuestro futuro, cumpliendo factores ambientales, sociales y de gobierno corporativo", estimó, por su parte Santoro.

La directora de la agencia estatal encargada de promover las inversiones subrayó el compromiso de Colombia para atraer "inversión de eficiencia, responsable y sostenible", así como en la adecuación de la oferta exportadora "para que cumpla con los estándares internacionales y garantice su acceso a los mercados que abogan por el comercio justo, y prácticas de producción sostenible".

De esta forma, en el país hay 1.000 compañías que han adoptado la condición de sociedades de Beneficio de Interés Colectivo (BIC), es decir que se ajustan a prácticas sostenibles en sus modelos de negocio, prácticas laborales o medioambientales, entre otros.