Temas Especiales

23 de May de 2022

Economía

Alemania y los 20 años del euro, entre temores y esperanzas

Documentos preparados con motivo de los veinte años de la introducción del euro, señalan que la inflación promedio en estas dos décadas ha sido menor que en tiempos del marco alemán

Alemania y los 20 años del euro, entre temores y esperanzas
La transición práctica fue más sencilla que en otros países de la moneda única, pues los alemanes tan solo tenían que multiplicar por dos cualquier cantidad en euros para saber su equivalente aproximado en los marcos que acababan de abandonarShutterstock

La introducción del euro en Alemania estuvo acompañada tanto de temores, ante las consecuencias que podía tener el abandono del marco alemán -sobre todo para la inflación-, como de esperanzas con respecto a las ventajas para los ciudadanos y las empresas.

Los temores ante la inflación -el marco alemán era visto como garante de estabilidad y su abandono creaba inseguridad- se expresaron a través del neologismo “teuro” que juega con el adjetivo “teuer” (caro) y el nombre de la moneda europea.

La transición práctica fue, sin embargo, más sencilla que en otros países de la moneda única, pues los alemanes tan solo tenían que multiplicar por dos cualquier cantidad en euros para saber su equivalente aproximado en los marcos que acababan de abandonar.

Al comienzo los temores por la inflación parecieron verse confirmados ante el aumento de los precios de algunos bienes.

Alemania y los 20 años del euro, entre temores y esperanzas
Moneda alemana de 2 eurosEFE

Sin embargo, el Ministerio de Finanzas, en una documentación preparada con motivo de los veinte años de la introducción del euro, ha señalado que inflación promedio en estas dos décadas ha sido menor que en tiempos del marco alemán.

El promedio de la inflación internanual en Alemania desde la introducción del euro ha sido, según el ministerio, del 1,7 por ciento, mientras que durante los años del marco alemán éste fue del 2,8 por ciento.

Para las empresas exportadoras el euro ha representado una ventaja de cara a las exportaciones a los otros países de la eurozona.

También con respecto a exportaciones a otros países, según una investigación del director del Instituto de Estudios Económicos de Berlín Marcel Fratzscher, el euro ha sido una ventaja pues, a diferencia de lo que ocurría con el marco alemán cuya importancia era solo regional, la moneda única tiene relevancia global.

La crisis económica y financiera puso de manifiesto desequilibrios en la eurozona y puso a prueba también la aceptación del euro en Alemania en donde surgió, inicialmente como agrupación euroescéptica, Alternativa por Alemania (AfD) que terminaría convirtiéndose en aglutinante de la ultraderecha.

Luego la política del BCE para combatir la crisis, con bajos intereses, ha sido visto como una amenaza para los ahorradores alemanes.

Según una encuesta del instituto demoscópico FORSA, un 33 por ciento de los alemanes quisiera recuperar el viejo marco alemán. Entre los votantes de AfD los nostálgicos alcanzan incluso un 80 por ciento.

Un 54 por ciento todavía calcula los precios actuales en marcos. Ente los votantes de AfD un 76 por ciento hace ese cálculo.

No obstante, el porcentaje de nostálgicos del marco alemán ha bajado con respecto a encuestas anteriores. Hace 10 años un 45 por ciento de los alemanes decían extrañar el marco y un 70 por ciento calculaba los precios en marcos.