Temas Especiales

22 de May de 2022

Economía

Crisis climática y social son los principales riesgos de 2022, según el Foro Económico Mundial

El foro instó a los líderes mundiales a unirse y adoptar un enfoque coordinado multisectorial para abordar los incesantes retos mundiales y crear resiliencia antes de la próxima crisis

Crisis climática y social son los principales riesgos de 2022, según el Foro Económico Mundial
Según la encuesta, los riesgos climáticos dominan las preocupaciones mundiales a medida que el mundo entra en el tercer año de pandemia.Cedida

La crisis climática, las crecientes diferencias sociales, los mayores riesgos cibernéticos y la recuperación global desigual están entre los principales riesgos de este año, revela el Informe de Riesgos Globales 2022 del Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés).

Según la encuesta mundial de expertos, solo 1 de cada 6 es optimista y solo 1 de cada 10 cree que la recuperación mundial se acelerará. Sin embargo, de todos estos riesgos, el climático domina las preocupaciones mundiales a medida que el mundo entra en el tercer año de pandemia.

De acuerdo con el Informe de Riesgos Globales 2022, mientras los principales riesgos a largo plazo se relacionan con el clima, las principales preocupaciones globales a corto plazo incluyen las diferencias sociales, las crisis de formas de subsistencia y el deterioro de la salud mental.

Además, la mayoría de los expertos cree que la recuperación económica global será volátil y desigual en los próximos tres años. Por lo tanto, en su 17 edición, el informe anima a los líderes a pensar fuera del ciclo de informes trimestrales y a crear políticas que gestionen los riesgos y den forma a la agenda para los próximos años.

“Los desajustes económicos y sanitarios están agravando las divisiones sociales. Esto crea tensiones en un momento en el que la colaboración dentro de las sociedades y entre la comunidad internacional será fundamental para garantizar una recuperación mundial más rápida y uniforme”, afirmó el director del Foro Económico Mundial, Saadia Zahidi, Managing.

En ese sentido, instó a que “los líderes mundiales deben unirse y adoptar un enfoque coordinado multisectorial para abordar los incesantes retos mundiales y crear resiliencia antes de la próxima crisis”.

El informe explora cuatro áreas de riesgo emergente: ciberseguridad, competencia en el espacio, transición climática desordenada y presiones migratorias, cada una de las cuales requiere una coordinación global para una gestión exitosa.

“A medida que las empresas se recuperan de la pandemia, se centran acertadamente en la resiliencia organizacional y en las credenciales de ESG. Con las amenazas cibernéticas ahora creciendo más rápido que nuestra capacidad para erradicarlas permanentemente, está claro que ni la resiliencia ni la gobernanza son posibles sin planes creíbles y sofisticados de gestión del riesgo cibernético", expresó la Risk Management Leader, Continental Europe de Marsh, Carolina Klint.

Añadió que “del mismo modo, las organizaciones deben empezar a comprender sus riesgos espaciales, en particular el riesgo que corren los satélites, de los que nos hemos vuelto cada vez más dependientes, dado el aumento de las ambiciones y tensiones geopolíticas”.

El Group Chief Risk Officer, Zurich Insurance Group, Peter Giger, por su parte, afirmó que la crisis climática sigue siendo “la mayor amenaza” a largo plazo que enfrenta la humanidad. Y “si no se actúa en relación con el cambio climático, el PIB mundial podría reducirse en una sexta parte; además, los compromisos que se asumieron en la COP26 siguen siendo insuficientes para alcanzar el objetivo de 1,5°C. No es demasiado tarde para que los gobiernos y las empresas actúen sobre los riesgos que enfrentan e impulsen una transición innovadora, determinante e inclusiva que proteja las economías y a las personas”, puntualizó.

El informe finaliza con reflexiones sobre el segundo año de la pandemia de la covid-19, lo que proporciona información nueva sobre la resiliencia a nivel local. El capítulo también se basa en las comunidades de expertos en riesgos del Foro Económico Mundial (Chief Risk Officers Community y la Global Future Council on Frontier Risks) con el fin de ofrecer asesoría práctica para implementar la resiliencia en las organizaciones.