11 de Ago de 2022

Economía

Pérdidas y desabastecimiento de alimentos, secuelas de la huelga

Los cierres de las vías paralizaron el flujo de carga agrícola. Solo en Tierras Altas, las pérdidas están por encima del millón de dólares a diario

Merca Panamá
Algunos rubros ya empiezan a escasear en Merca Panamá.EFE

Las manifestaciones con cierres y bloqueos de calles que se registran en los últimos días en diferentes partes el país están teniendo impacto negativo en el sector agropecuario y en la cadena de abastecimiento de alimentos.

Productores de la provincia de Chiriquí, Bocas del Toro, Darién y otras provincias centrales productoras del país, no han estado enviando las cosechas a la capital y otras partes del país, debido al bloqueo registrado a menos de una semana de que los camioneros de carga de alimentos de Tierras Altas paralizaran sus operaciones en reclamos al alto costo del combustible.

En medio del fallido diálogo en la ciudad de Santiago de Veraguas, los ganaderos agremiados a la Asociación Nacional de Ganaderos (Anagan) también reclamaron que por más de una semana no han podido entregar a tiempo la leche y las reses a los compradores; y, peor aún, tampoco han podido recuperar las pérdidas por los constantes tranques que se vienen registrando en las carreteras de casi todo el país.

La Asociación Nacional de Porcinocultores (Anapor), por su lado, dijo que  sus fincas se han estado quedando no solo sin personal que no puede llegar a sus labores, sino también sin granos, sin materias primas con que alimentar a los animales,  sin transporte de los cerdos que se encuentran listos para ir al sacrificio y sin capacidad de distribuir la carne, producto final, en los puntos de venta para el consumidor. 

“Definitivamente el sector agropecuario está muy golpeado. No se puede llevar alimentos ni otros insumos a las granjas. No se puede llevar el producto final al mercado”, lamentó en declaraciones a "La Decana" el productor nacional Carlos Pitty, también presidente de la Asociación Nacional de Porcinocultores (Anapor).

La Anapor advirtió que los efectos de las constantes protestas están resultando en "mayor la pérdida económica que están sufriendo los productores porcinos del país. El 40% de la producción nacional se realiza en el área de azuero, una zona que se encuentra aislada desde varios días".

El alcalde de Tierras Altas, Javier Pittí, por su parte, manifestó en TVN  que en ese distrito prácticamente un 95% de las estaciones se han quedado sin combustibles y en este momento no es seguro enviar las cosechas  a la capital porque los productores no quieren arriesgarse a pasar por los tranques y las protestas a nivel nacional.

"El sector está en este momento totalmente parado; el problema es grave", sostuvo Pittí, ya que en Cerro Punta algunos grupos originarios han cerrado la vía, por lo que ahora mismo es un riesgo que los articulados  salgan hacia la ciudad de Panamá, porque van a quedar varados en las vías con la carga.

Las secuelas de la huelga ya se empiezan a sentir con la falta de alimentos. Verduras, legumbres, frutas y demás productos del campo como el plátano, el segundo producto más consumidos en el país, después del arroz, y el zapallo, están entre los productos agrícolas que ya comienzan a escasear en Merca Panamá, el sistema de acopio y venta de alimentos más importante del país, porque no se han podido transportar.

"Los mercados nacionales ya están desabastecidos. El cerrar todas las calles pudo ser bueno uno o dos días, pero hoy es un grave error, el daño se está haciendo a la propia población que dicen defender", dijo Pitty, señalando que "en medio del caos, hay personas que se han dedicado a ingresar a granjas para robar".

Merca Panamá cuenta con 132 cuartos fríos, y un 90% de los arrendatarios distribuyen productos de Tierras Altas, cuna de la producción de hortalizas, pero  desde el pasado viernes 8 de julio están sin recibir los productos  que  provienen de allá y se venden a los pobladores y a los mercados nacionales. 

En promedio, Merca Panamá recibe por día  unos 130 vehículos de todos los tamaños con carga agrícola de todos los tipos, valorada en más de $1 millón, lo cual se ha dejado de percibir por motivo de los cierre de vías. 

"A estas alturas puede decirse que Panamá tiene 95% de desabastecimiento en total, en muchos productos, sobre todo vegetales", afirmó a EcoTV, el presidente de la Asociación de productores y comerciantes, Yori Morales, asegurando que lo que se está vendiendo es lo que "había en inventario".

Pitty, por su parte, indicó que lo difícil de toda esta situación es que "los productores viven de la venta diaria" y si no se da "hay que hacer maravillas para poder pagar el salario de los colaboradores, ya que al no vender, no se logra recoger el dinero".

Sobre las pérdidas, el alcalde chiricano dijo que al inicio de la huelga eran de $600 mil diarios que no estaban llegando, pero ahora mismo se estima que ahora mismo están arriba del millón de dólares solamente en Tierra Altas, donde también se produce tomate y otros rubros".

La Asociación de la Comunidad Productora de Tierras Altas (Acpta), en tanto, advirtió que "de no darse una pronta solución a esta problemática "se agravaría el abastecimiento de alimentos máxime que estamos en un coyuntura a nivel global en la baja producción y abastecimiento de alimentos por lo que como país no nos podemos dar el lujo de atender esta crisis con carácter de urgencia notoria".

El productor de Tierras Altas, Lorenzo Jiménez, destacó que todas esta situación de huelga agrava aún más los problemas que ya viene enfrentando el sector por el alto costo del combustible, los insumos y agroquímicos.