20 de Ago de 2022

Economía

Empieza a regir en Panamá el precio tope del combustible y 10 productos de la canasta básica en medio de protestas

El Gobierno adoptó estas medidas para aplacar las protestas y dar una respuesta a la población afectada por el alto costo del combustible y de la canasta básica de alimentos, pero se consideran insuficientes

Canasta básica de alimentos muestra un incremento interanual de 2.4%: Acodeco
El alto costo del combustible está impactando directamente en el precios de los alimentos.Archivo | La Estrella de Panamá

Desde este 15 de julio empieza regir en Panamá el congelamiento del precio del combustible  en $ 3.95  y el control de precios a diez productos de la canasta básica de alimentos, en medio de las disconformidades de la población y una ola de protestas a nivel nacional porque las consideran insuficientes.

El precio tope de los diez alimentos de la canasta básica  se adopta, luego de que el pasado 12 de julio el Consejo de Gabinete así lo  aprobara como una medida para tratar de aplacar las protestas y dar una respuesta a la población afectada por el alto costo del combustible y de la canasta básica de alimentos.

Control de precios

No obstante, el control de precios es una medida que desde que se comenzó a implementar durante la pasada administración del expresidente Juan Carlos Varela, ha sido fuertemente cuestionada por los productores nacionales. 

Y aunque en esta ocasión no se incluyeron muchos productos que se producen en suelo panameño, el productor chiricano, Lorenzo Jiménez, dijo que el control de precios es una medida que “nunca debió ser”,   lo único que logra es "distorsionar el mercado”.

Sostiene que en un libre mercado “no” se puede meterle control de precios, sino más bien dejar que  “se regule solito” porque "al tener más oferta más demanda finalmente llega finalmente el precio de equilibrio".

Por su parte el productor nacional y presidente de Anagan, Carlos Pitty, dijo que "el control de precios de producto nacionales, afecta directamente a los productores, que manejan márgenes muy pequeños".

Los  productos regulados

La carne babilla, aceite vegetal, sardina en salsa de tomate, lenteja, macarrones, salchicha, tuna en agua, mortadela nacional con pimienta, coditos y pan de michita, son los diez nuevos productos con tope de precios, totalizando 18 los productos incluidos en el control de precios a partir de este 15 de julio. 

Así, el precio tope a la babilla quedó en $6.60 el kilogramo; la sardina en salsa de tomate sin picante de 155 gramos se fija en 51 centésimos; la tuna en agua de 142 gramos en $1.31; la mortadela nacional con pimienta empacada de un kilogramo en $7.15 y la salchicha nacional empacada frankfurter de un kilogramo en $4.72. Mientras que los coditos de 454 gramos se fijan en 69 centésimos, los macarrones de 454 gramos en 63 centésimos, el pan de michita de un kilogramo en $3.08, la lenteja de un kilogramo en $1.79 y el aceite vegetal nacional e importado de 1.42 a 1.50 litros en $3.74.

A la fecha un total de 18 productos de la canasta básica de alimentos están regulados. Con el ajuste de los diez nuevos productos regulados se generará un ahorro estimado de la canasta básica de $21 desde julio a diciembre de 2022, de acuerdo con el Gobierno. 

Según un reciente estudio de la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco), en mayo pasado las cotizaciones por la canasta llegaron a $280,71, lo que significa un aumento de $13.93 con respecto a igual periodo de 2021.

Con respecto a estos nuevos  productos regulados, Jiménez expresó que existe una disconformidad entre la ciudadanía y "no les complace" porque quizás "esos  no eran los productos que pedían".

Destacó que el control de precios está acondicionado a un subsidio que le dan a los productos, por lo que consideró que en lugar de incluir esos diez productos en la lista de los productos regulados, "más bien había que quitarlos". 

Y "no para perjudicar al panameño, sino  todo lo contrario, para lograr la comida barata"; y la única manera de obtenerla "es incentivando la competencia, que produzcan más y que sean más productivos por hectárea, aunque es algo que ahora mismo no es tan sencillo.

Recalcó que en estos momentos no se puede  establecer un control de precios cuando ahora mismo el abono ha subido un 200%. "Eso es imposible", remarcó Jiménez.

Congelamiento del combustible

Hoy también comienza a regir el Proyecto de Resolución de Gabinete 78-22 que autoriza al Ministerio de Economía y Finanzas para llevar a cabo los procedimientos y acciones presupuestarias y financieros que sean necesarios para estabilizar temporalmente en $3.95 el precio por galón o su equivalente de $1.43 el litro de la gasolina de 91 y 95 octanos y del diésel bajo en azufre para autos particulares, transporte de carga y volquetes

El congelamiento del combustible será por un periodo de tres meses con un aporte del Estado, hasta por la suma de  $150,000,000.00 a favor de la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre  (ATTT). Con esta medida se estarían beneficiando un millón 23 mil beneficiarios en adición a los 80 mil transportistas del sector público y 87 mil de la flota comercial e industrial.

Uno de los detonantes de las protestas fue que el precio de la gasolina superara los $ 6 por galón; y los panameños que están en las calles están pidiendo que el galón lo dejen en $3.00.

Panamá lleva más de una semana de protestas y bloqueos, cuyos impactos ya se comienzan a sentir y todo parece indicar que la situación se podría poner más difícil porque en el diálogo  todavía no se termina de entablar. 

Este jueves, 14 de julio, el Gobierno Nacional instaló una mesa de diálogo en la Ciudad del Saber, pero los principales grupos manifestantes no se presentaron a la cita. Hoy se reanudaron las conversaciones, mientras las manifestaciones persisten en distintas arterias del país.