07 de Dic de 2022

Economía

Cuba suma una nueva jornada de apagones por un déficit del 32 % en el servicio

Los apagones pueden superar las 10 horas consecutivas, una cuestión que afecta la vida económica y social de Cuba en medio de la crisis por la que atraviesa

Cuba suma una nueva jornada de apagones por un déficit del 32 % en el servicio
Una mujer revisa unas notas con la luz de una lámpara durante un apagón en La Habana (Cuba), en una fotografía de archivo.EFE

Cuba suma este sábado una nueva jornada de apagones por un déficit de energía previsto por la compañía estatal Unión Eléctrica (Une) del 32 % de la capacidad máxima de generación durante el horario de mayor consumo.

Con ese pronóstico, habrá otro día con cortes en el suministro eléctrico, una situación que afecta todos los territorios del país desde hace varios meses, y que en la última semana se ha agudizado tras el cruce del devastador huracán Ian sobre la provincia occidental Pinar del Río, que quedó totalmente a oscuras.

Los apagones pueden superar las 10 horas consecutivas, una cuestión que afecta la vida económica y social de Cuba en medio de la crisis por la que atraviesa.

La UNE calcula para hoy una capacidad de generación de 2.113 megavatios (MW), una demanda máxima de 2.850 MW y un déficit de 737 MW durante el horario pico (tarde-noche), incluidas las afectaciones del huracán.

La empresa, adscrita al Ministerio de Energía y Minas estima para el horario diurno una afectación máxima de 400 MW por déficit de capacidad de generación.

Actualmente se encuentran fuera de servicio por averías 8 unidades generadoras de diversas centrales termoeléctricas y la planta Antonio Guiteras, una de las mayores de la isla, no está en operaciones.

Los cortes de la corriente eléctrica -por roturas y fallos en las anticuadas plantas termoeléctricas, la falta de combustible y los mantenimientos programados- son cada vez más frecuentes en el país.

En 60 de los 62 días de julio y agosto, y todos los de septiembre se registraron apagones en Cuba, acorde a los datos de la UNE cotejados por Efe.

El Gobierno cubano busca reducirlos antes de finales de este año a través de reparaciones y nuevas inversiones.

Los apagones afectan todos los ámbitos de la economía y de forma notable la vida diaria de los cubanos, lo que está azuzando el descontento social en una país que atraviesa una severa crisis.

Estos fueron uno de los principales motivos tras las protestas contra el gobierno del 11 de julio, las mayores en décadas.

En los últimos dos días se han registrado protestas por esta causa en diversos barrios de La Habana, y en las provincias de Camagüey (centro-este) y la oriental Holguín.

Cuba depende en gran medida del petróleo extranjero para producir energía (las termoeléctricas generan dos tercios de la electricidad) y su principal proveedor, Venezuela, ha disminuido notablemente sus envíos.