El café, un cultivo clave en la lucha contra el cambio climático

Actualizado
  • 06/12/2023 00:00
Creado
  • 06/12/2023 00:00
Juan Orduz, presidente del Foro Mundial de Productores de Café, dice que el café es una planta fundamental para las comunidades en vías de desarrollo
Un trabajador tamiza granos de café en la plantación de café Camocim en Domingos Martins, estado de Espírito Santo, Brasil, en una imagen de archivo.

Juan Orduz, presidente del Foro Mundial de Productores de Café (WCPF, en inglés) y de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia (FNC), cree que la industria del café tiene la oportunidad de contribuir, significativamente, en la lucha contra el cambio climático. 

“El mayor depredador de las comunidades y el ambiente es la pobreza. Dado que el café se suele sembrar, en su mayoría, en las zonas tropicales, las cuales tienen altos índices de pobreza”, explicó, en entrevista con el Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe (CAF), durante la Conferencia de las Partes (COP) en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).

Orduz ve en la producción de café una herramienta para la “construcción del tejido social” dado que, en América Latina, las comunidades cafeteras se basan en negocios familiares, con fuerte impacto social.

“Colombia, por ejemplo, es un país marcado por los conflictos sociales. Lo interesante es que la intensidad de estos conflictos es menor en las zonas donde se siembra café”, analizó el especialista colombiano.

Esta construcción del tejido social está muy ligada a la importancia que tiene la región en la producción global de este grano, datos del portal especializado Statista, señalan que, para octubre de 2023, América Latina ocupaba el 61% de la producción mundial de café, siendo Brasil el líder regional, superando a referentes como Colombia, Vietnam, Indonesia y Etiopía.

Es por esto, que Orduz considera que es vital que se hagan esfuerzos internacionales para hacer frente al impacto del cambio climático en la producción de café.

La investigación ‘Expected global suitability of coffee, cashew and avocado due to climate change’, realizada por un grupo de investigadores de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Zúrich (Suiza), en enero de 2022, apunta que las regiones aptas para la siembra de café en el mundo, podrían reducirse en un 50% en los próximos 30 años, si no se toman medidas para contrarrestar el avance del cambio climático.

“Tenemos un problema”, dijo el empresario cafetalero, haciendo referencia a estos resultados.

Las regulaciones europeas

Pese a que el presidente de la WCPF, reconoció la importancia de desarrollar una estrategia conjunta para combatir el cambio climático, Orduz ve con preocupación las nuevas legislaciones que la Unión Europea pone sobre el sector cafetalero.

“En un inicio, los países de la UE comenzaron a recompensar a los productores que tomaban medidas para luchar contra el daño ambiental. Luego dieron por sobreentendido que todos los agricultores tomaron compromisos en esa línea. Ahora, parece que quieren penalizar a los cafeteros, del tercer mundo, si hacen algo que ellos creen que daña al ambiente”, cuestionó.

Según el empresario cafetalero, en la actualidad la UE aprobó una ley que les prohíbe a los productores de café o cacao, a nivel mundial, comercializar sus cosechas dentro de la eurozona, si estas han contribuido, en alguna medida, con la deforestación.

“Los parámetros que han determinado no son muy realistas”, acotó Orduz, quien considera que este tipo de medidas van a terminar por perjudicar la economía de los campesinos, haciendo que se incremente la pobreza en las comunidades, se dañe más el ambiente y no se “solucione nada”.

“Ellos tienen buenas intensiones, pero lo están llevando a un extremo que va a terminar por perjudicar a los productores y los países en desarrollo”, puntualizó.

Matices climáticos

El mismo cambio climático, que está poniendo en peligro la supervivencia de las zonas productoras de café, también puede facilitar el surgimiento de nuevas áreas donde desarrollar su siembra, considera el estudio de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Zúrich.

Las áreas ubicadas al sur de Brasil, Uruguay, Argentina, Chile, Estados Unidos, África Oriental, Sudáfrica, China, India y Nueva Zelanda, podría generar condiciones propicias para la siembra de café, en 2050, debido al aumento de las temperaturas mínimas, en los meses más fríos. Mientras que, la idoneidad de zonas tradicionalmente cafeteras, como América Central, Sudamérica, África Central y Occidental, India y el Sudeste Asiático, van a dejar de ser propicias para la plantación de este cultivo, algo que ya se está viendo en Vietnam.

“Los responsables de estos cambios positivos en la idoneidad son principalmente el aumento de las temperaturas mínimas del mes más frío y en algunas regiones (por ejemplo, África Oriental, Angola, Australia) el aumento de las temperaturas anuales”, apuntó el escrito.

La investigación concluyó que si se desea preservar la viabilidad de los lugares en donde se cultiva café, en la actualidad, es necesario mejorar la gestión de los suelos, con prácticas como la agricultura regenerativa.

Otro punto que destacan es la urgencia de incentivar las prácticas de fitomejoramiento, para desarrollar variedades de café que se adapten mejor a temperaturas más elevadas o épocas de sequía, ya que, el café es muy sensible al cambio climático.

No se debe descartar la necesidad de ubicar nuevas zonas para la producción del café, dentro de los países que ya son productores, pero estas deben ir acompañadas de políticas y estrategias para garantizar que esto no ocasione más deforestación.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus