La UE admite avances en negociaciones de Ucrania sobre cereal con países vecinos

Actualizado
  • 25/10/2023 00:00
Creado
  • 25/10/2023 00:00
La Comisión Europea no prolongó más allá del 15 de septiembre los vetos impuestos a las importaciones ucranianas de trigo, maíz, colza y girasol
El trigo y otros cereales ucranianos tienen veto.

El comisario europeo de Agricultura, Janusz Wojciechowski, admitió este lunes que las negociaciones de Ucrania con países vecinos como Polonia, Hungría y Eslovaquia para que esos Estados levanten de manera definitiva las restricciones impuestas a la importación de productos agrícolas ucranianos “avanzan bien”.

“Es difícil valorar cuándo ocurrirá esto (el acuerdo entre Ucrania y los países vecinos), pero las cosas van en la dirección adecuada”, declaró el político polaco tras la reunión de ministros de Agricultura de la Unión Europea (UE) celebrada ayer en Luxemburgo.

Detalló que sigue habiendo debates bilaterales entre los países y Ucrania, y que Kiev pretende a través de un sistema de licencias “limitar la exportación a empresas autorizadas a las que se les haya concedido una licencia”.

“Pero eso sucederá solo si hay acuerdo con los Estados miembros y las negociaciones sobre esa cuestión en particular continúan”, comentó.

A mediados de septiembre, la Comisión Europea decidió no prolongar más allá del 15 de ese mes los vetos impuestos a las importaciones ucranianas de trigo, maíz, colza y girasol, que no podían quedarse en los mercados nacionales de Polonia, Rumania, Bulgaria, Hungría y Eslovaquia desde principios de mayo y solo podían pasar por esos cinco Estados si su destino final era otro país.

No obstante, Hungría, Eslovaquia y Polonia rechazaron levantar sus vetos unilaterales en un primer momento tras la decisión de Bruselas.

De hecho, el 18 de septiembre, las autoridades de Ucrania anunciaron que habían presentado una denuncia ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) contra Polonia, Hungría y Eslovaquia, una denuncia que Ucrania ahora ha paralizado.

El ministro de Agricultura ucraniano, Mikola Solski, que participó en la reunión de sus homólogos de la UE ayer, aseguró que en el caso de Bulgaria y Rumania se han acordado ya “las condiciones principales” de cómo se resolverá el problema.

También dijo que Ucrania está “en el proceso de negociar” con Hungría, Eslovaquia y Polonia.

Subrayó que se trata de un proceso “vivo, en marcha, fluido”, y que Ucrania seguirá “constantemente negociando” porque Varsovia, Budapest y Bratislava son sus vecinos y se trata de “grandes volúmenes” de cargamentos.

El ministro español de Agricultura, Luis Planas, afirmó en la rueda de prensa junto al comisario que la situación entre Ucrania y sus países vecinos “es muy diferente” a la de hace cinco semanas, cuando las tensiones se elevaron a raíz de los vetos unilaterales, y que ha habido “progreso positivo” entre Kiev y los otros Estados próximos al territorio ucraniano.

Por otro lado, Planas señaló que ante las “circunstancias extraordinarias” por las que atraviesa el sector primario de la UE, como el impacto de las crisis geopolíticas, climáticas o de inflación, se debe contar desde la Unión Europea “con nuevas fórmulas con mecanismos flexibles para poder adaptarnos a las consecuencias de la actual geopolítica y del cambio climático en el sector agrario”.

Preguntado por si el conflicto en oriente medio puede provocar que el impacto de la guerra en Ucrania sobre la seguridad alimentaria deje de considerarse tan prioritario como hasta ahora, Planas afirmó que con la alimentación “no se juega”.

“La necesidad de dar salida al grano de Ucrania para conseguir abastecer los mercados internacionales y, particularmente, determinados países de Asia, de África, de América Latina y también de la Unión Europea es absolutamente necesario”, constató.

“La prioridad desde el punto de vista alimentario de la salida del grano ucraniano estará ahí”, aseveró.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus