26 de Feb de 2020

Internacional

Bolivia registra 23 muertos por dengue en lo que va del año

En lo que va del año, 23 personas han muerto por dengue en Bolivia, además de que se reportaron más de 4.000 casos por presunto contagio...

En lo que va del año, 23 personas han muerto por dengue en Bolivia, además de que se reportaron más de 4.000 casos por presunto contagio, informó hoy el Ministerio de Salud de este país.

La ministra de Salud, Nila Heredia, explicó que los casos están concentrados principalmente en la Amazonía boliviana, y que Santa Cruz fue el departamento donde se presentaron 11 de los 23 muertos, así como un total de 1.200 casos confirmados.

Según la autoridad, el departamento amazónico de Beni (occidente) sigue siendo la región más afectada por la enfermedad, debido a las últimas lluvias que posibilitaron la proliferación del mosquito trasmisor "aedes aegipty".

El dengue, transmitido por la picadura de dicho mosquito, causa fiebre alta, dolor de cabeza, vómitos y erupciones en la piel, y puede ser mortal en su modalidad hemorrágica.

El Hospital del Niño en Santa Cruz informó que sus salas de atención a enfermos de dengue se encuentran colapsadas y que hay una demanda diaria de hasta 50 pacientes.

Los cinco nuevos decesos ocurrieron durante las últimas dos semanas y, de éstos, tres son menores de edad. Las víctimas son un hombre, de 53 años; una mujer, de 26 años, y tres niñas (una de seis meses, otra de seis años y otra de ocho años).

El jefe de Epidemiología del Sedes, Roberto Tórrez, explicó que del total de fallecidos, un 60 correponde a niños y adolescentes que, por tener sus defensas bajas y no acudir oportunamente al médico, llegan en estado grave y mueren.

Por ello, las autoridades de salud han pedido a las madres de familia llevar a sus hijos lo más pronto posible al centro de salud y no medicarlos en casa.

En sus campañas informativas, el Ministerio de Salud recomienda a la población que, ante la aparición del primer síntoma de dengue, la gente acuda de inmediato a su médico más cercano.

"Si una persona, además de fiebre y malestar, tiene diarrea, vómito o sangrado significa que se trata de un caso grave", explicó Heredia.

La ministra pidió a la población no tener a los enfermos en casa ni tratarlos con remedios caseros. Insistió en llevarlos al centro de salud más cercano a su vivienda y dejar registrado sus datos personales para hacer un seguimiento.