Temas Especiales

27 de Nov de 2020

Internacional

¿Cuándo y cómo cantar victoria contra Al Qaida?

El mando central de Al Qaida es tan débil y vulnerable que conviene preguntarse cuándo y cómo proclamar la derrota de la organización fu...

El mando central de Al Qaida es tan débil y vulnerable que conviene preguntarse cuándo y cómo proclamar la derrota de la organización fundada en 1988 por Osama bin Laden, opinan varios expertos estadounidenses.

Con la muerte en mayo de su carismático líder y en agosto, en una redada estadounidense con aviones no tripulados, del libio Atiyá Abd al Rahman, que dirigía el día a día de la organización, Al Qaida Central ha recibido tales golpes que su desaparición como amenaza estratégica está sujeta ya solo a la eliminación de dos hombres, buscados sin descanso por la CIA, añaden.

"Faltan Ayman al Zawahiri y Abú Yahya al Libi, y eso es casi todo", dijoe a la AFP Brian Fishman, experto en antiterrorismo en la fundación Nueva América. "Si los matan, podremos decir que jamás estuvimos tan cerca del final".

"Seguro que Al Qaida no desaparecerá completamente nunca", añade. "Siempre habrá alguien para coger un fusil o intentar poner una bomba artesanal en su nombre. Habrá que aprender a vivir con eso, como vivimos con el hecho de que en Estados Unidos todavía haya un tipo que de vez en cuando mata a un policía o un negro presentándose como un neonazi", sostuvo.

"Al Qaida se convertirá en un sistema de lobos solitarios. Pero si una organización terrorista se convierte en una reunión de lobos solitarios es porque todo lo demás ha fracasado", pronosticó Fishman.

Según Andrew Exum, ex oficial del Ejército y miembro del Centro para una Nueva Seguridad Estadounidense, "hay una posibilidad real de que Al Qaida desaparezca dentro de entre 12 y 18 meses. La organización fue herida de muerte. La muerte de Al Zawahiri tendría un efecto devastador", precisó.

Para el gobierno de EEEUU, que creó desde el 11 de septiembre de 2001 una monstruosa maquinaria antiterrorista que emplea a miles de personas, la apuesta es grande. En un momento en que se anuncian recortes en todas las administraciones, el debilitamiento de la amenaza de Al Qaida va a permitir cortar en ese gasto, a pesar de que es probable que nunca un responsable estadounidense corra el riesgo de cantar públicamente victoria.

"Nunca habrá un 'Ganamos', aseguró a la AFP el psiquiatra Marc Sageman, ex agente de la CIA en Pakistán y autor de "Leaderless Jihad" ("La Yihad sin jefe"). "Se hará lentamente, se hablará menos (de Al Qaida). Miles de subcontratistas civiles tienen en la actualidad acreditaciones de 'Defensa secreta' para la lucha antiterrorista. Pero tienen que ser renovadas cada cinco años. Miles de ellas no serán renovadas", explicó.

Si matan a Al Zawahiri y Al Libi, ninguna figura de la galaxia Al Qaida tendrá el carisma, la legitimidad y el prestigio para reemplazarlos, y la organización no se repondrá, estiman los expertos, aunque las organizaciones exteriores y afiliadas, como Al Qaida en la península arábiga (Aqpa) o Al Qaida en el Magreb islámico (Aqmi), sigan siendo un peligro."Tal vez llegarán pequeños mandos, pero ya sabemos que no tendrán la envergadura requerida", dijo Sageman.

"Habría un problema de legitimidad".La lucha contra el terrorismo y Al Qaida le ha costado bastante caro a Estados Unidos a todos los niveles, por lo que ya es hora de pensar en recortar y pasar a otras cosas, opinaron los tres especialistas.

"Habrá todavía ataques contra Estados Unidos y contra Francia o Gran Bretaña", dijo Fishman. "Pero puedo vivir con eso. No podemos permitir que toda la política exterior de EEUU sea rehén de esa amenaza", advirtió.