Temas Especiales

04 de Mar de 2021

Internacional

"El rey predador", libro acusador contra Mohamed VI de Marruecos

Dos periodistas franceses publican este jueves "Le roi prédateur" (El rey predador), un libro alegato contra Mohamed VI de Marruecos, al...

Dos periodistas franceses publican este jueves "Le roi prédateur" (El rey predador), un libro alegato contra Mohamed VI de Marruecos, al que acusan de haberse enriquecido a costa de la economía de su país.

La edición del domingo pasado del diario español El País, que publicaba extractos de la obra, fue prohibida en Marruecos. Un alto funcionario del ministerio de Comunicación señaló el carácter "difamatorio y sin pruebas" del libro.

La editorial francesa Seuil, que publica el libro, protestó el martes por la prohibición de El País en Marruecos.

Los autores del libro son Catherine Graciet y Eric Laurent. La primera fue periodista en Marruecos y autora junto con su colega Nicolas Beau de "la Régente de Carthage" (La regenta de Cartago), libro sobre Leila Trabelsi, esposa del ex presidente tunecino Zine el Abidine Ben Ali.

Eric Laurent es autor de varios libros, entre ellos "La mémoire d'un roi" (La memoria de un rey, 1993), una entrevista con Hasán II, padre de Mohamed VI.

El libro de los dos periodistas parte de una constatación: "En julio de 2009, la revista norteamericana Forbes creó la sorpresa al publicar la lista anual de las personalidades más ricas del mundo.

En la clasificación consagrada a los monarcas, el rey de Marruecos hacía una sorprendente aparición en el séptimo lugar, con una fortuna evaluada en 2.500 millones de dólares".

La fortuna de Mohamed VI "dobló en cinco años" pese a la crisis financiera mundial, señalan los autores.

"Mohamed VI, rey de Marruecos, es ahora el primer banquero, el primer asegurador, el primer agricultor de su país. Desempeña un papel dominante en los sectores agroalimentario, inmobiliario, de gran distribución, energía y telecomunicaciones", dicen.

Los dos periodistas explican el papel desempeñado por los allegados del rey en la dirección de los principales grupos que administran las participaciones reales en las empresas del país.

Describen varias operaciones que demuestran, según ellos, el control del mundo de los negocios por el palacio real. Citan la creación del mayor banco del país, o la introducción en Bolsa de un grupo inmobiliario perteneciente al rey.

"El absolutismo real de Hasán II era resueltamente político y apuntaba a asegurar la perennidad de la monarquía marroquí. El absolutismo de Mohamed VI se ejerce, por su parte, en el dominio de la economía y no va acompañado de ninguna estrategia política para asegurar el porvenir de la dinastía que él encarna", estiman los dos periodistas.