Temas Especiales

29 de Sep de 2020

Internacional

Ley sanitaria de Obama enfrenta votación de rechazo en el Congreso

La Cámara de Representantes estadounidense, con mayoría republicana, se apresta a votar este miércoles el rechazo a la reforma sanitaria...

La Cámara de Representantes estadounidense, con mayoría republicana, se apresta a votar este miércoles el rechazo a la reforma sanitaria del presidente demócrata Barack Obama, mientras sus detractores daban rienda suelta a ataques para intentar detener la ley.

Tratándose de la votación número 31 para rechazar parte o toda la Ley de Salud Asequible (ACA), los demócratas califican el esfuerzo como un montaje político, pero admiten su probable derrota.

"Perderemos. Los republicanos votarán en bloque", afirmó el número dos del sector demócrata de la Cámara de Representantes, Steny Hoyer, a periodistas sobre la ley aprobada en 2010 y que fue aceptada a fines de junio por la Corte Suprema, en una histórica sentencia que determinó que es constitucional exigir a todos los ciudadanos que contraten un seguro médico.

Hoyer también admitió que algunos demócratas votarán contra la ley, que busca dotar a Estados Unidos de un sistema de salud universal.La revocación de este miércoles, sin embargo, no tiene posibilidades de ser aprobada en el Senado con mayoría demócrata ni tampoco de ser rubricada por Obama.

Los republicanos critican que el "Obamacare", como es apodado el plan sanitario del presidente, establece un costo adicional a las empresas, y tras el anuncio de la decisión de la Corte Suprema, retomaron las armas.

"Si queremos deshacernos de la ley de Obama, hay que reemplazar a Obama", afirmó el candidato republicano a la Casa Blanca, Mitt Romney, quien prometió que abolirá la ley en su primer día como presidente de ser elegido en las elecciones de noviembre.

"Lo último que el Congreso debe hacer es volver a disputar antiguas batallas políticas y dar un enorme paso hacia atrás al rechazar sistemas de protección básica que brindan seguridad a la clase media", afirmó la Casa Blanca en un comunicado.

"Ahora, el Congreso precisa trabajar unido para enfocarse en la economía y crear empleos", agregó.

Pero para la congresista republicana Nan Hayward, "no es el momento para que Washington agregue dos billones de dólares de costos federales, mientras tenemos una deuda enorme que no podemos asumir".

Por su parte, la secretaria de Salud y Servicios Humanos Kathleen Sebelius alertó el martes sobre los "efectos devastadores" que afectarían a millones de estadounidenses si el rechazo republicano gana fuerza.Bajo esta ley, "todos los estadounidenses con seguro están protegidos contra los peores abusos de la industria de las aseguradoras, como ver su cobertura cancelada cuando se enferman sólo porque cometieron un error en su inscripción", aseguró.

Los demócratas también han argumentado que unos 32 millones de estadounidenses de bajos recursos tendrán la oportunidad de contar con cobertura médica gracias a la ley.- Una ley sin parangón -La ACA es el gran logro político de la presidencia demócrata, un cambio económico en la sociedad estadounidense sin parangón desde la creación del sistema actual de salud pública, en 1965, cuando se fundaron los programas Medicaid (para los más pobres) y Medicare (para los mayores de 65 años).

La reforma pretende extender la cobertura médica a 32 millones de personas sin seguro y además modifica una jugosa parte de la economía estadounidense, del orden del 17% del PIB, según algunos expertos.

La ley, de 2.700 páginas, crea todo un nuevo aparato burocrático en el sistema sanitario estadounidense y obliga a todos los estadounidenses a obtener un seguro médico antes de 2014 bajo pena de sanciones financieras.

La ACA obliga además a las compañías de seguros a aceptar a cualquier persona aunque tenga problemas de salud, y permite a los jóvenes seguir inscritos en las pólizas de seguro de sus padres hasta los 26 años.

Los sondeos indican que una ligera mayoría de estadounidenses rechazan la obligación de tener un seguro médico, aunque otros aspectos de la ley, como los chequeos médicos gratuitos a cargo de las aseguradoras, son bien recibidos.