Temas Especiales

01 de Oct de 2020

Internacional

Diplomáticos brasileños salen de Siria al agravarse conflicto armado

La mayoría de los diplomáticos que brindaban servicio en la embajada del Brasil en Damasco, la capital de Siria, abandonaron hoy esa nac...

La mayoría de los diplomáticos que brindaban servicio en la embajada del Brasil en Damasco, la capital de Siria, abandonaron hoy esa nación, informó el Ministerio de Relaciones Exteriores del Brasil.

Los diplomáticos fueron trasladados a Beirut, la capital del Líbano, ante el agravamiento de la violencia en Siria en los últimos dos días.

Los brasileños continuarán con su trabajo diplomático desde el Líbano, agregó el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Un empleado de nacionalidad siria permaneció en la embajada brasileña en Damasco, la cual permanece abierta al público.

Las autoridades brasileñas indicaron que el retiro de su personal diplomático asignado a su embajada en Siria fue por cuestiones de seguridad y no representa un problema en las relaciones diplomáticas entre ambas naciones.

"No estamos rompiendo relaciones con Siria", afirmó el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores, Tovar Nunes.

Esta no es la primera vez que el gobierno brasileño retira a su personal diplomático de países que enfrentan conflictos graves.

Apenas el año pasado, cuando se incrementó la violencia en Libia, el gobierno brasileño ordenó también la evacuación de su personal diplomático. Sólo el embajador permaneció en la sede diplomática de la nación suramericana.

El conflicto armado en Siria estalló hace 16 meses, y se calcula que desde entonces hasta la fecha han muerto unas 16.000 personas.

Además del retiro de los diplomáticos, Brasil también evacuará a sus ciudadanos que viven en Siria en caso de ser necesario.

De acuerdo con el asesor especial para Asuntos Internacionales de la Presidencia de Brasil, Marco Aurelio García, Brasil efectuó una operación similar para evacuar a unos 4.000 ciudadanos brasileños y de otras naciones sudamericanas del Líbano hace cuatro años, y podría adoptar una medida similar ahora.

"Lo haremos en caso de ser necesario", afirmó García.