Temas Especiales

02 de Jun de 2020

Internacional

Construyen mausoleo para Bolívar, pero digno de Chávez

El mausoleo blanco y elevado en el centro de Caracas es para muchos venezolanos muy parecido a Hugo Chávez, sólo que en términos de arqu...

El mausoleo blanco y elevado en el centro de Caracas es para muchos venezolanos muy parecido a Hugo Chávez, sólo que en términos de arquitectura: fuera de lo común, llamativo y engreído.

Y no, el suntuoso sepulcro no fue construido para el presidente socialista venezolano, que lidia con su propia mortalidad por su reciente batalla contra el cáncer y que además se está postulando para la reelección.

Aquí se albergarán los restos del líder independentista de Sudamérica Simón Bolívar, que Chávez exalta con entusiasmo a diario como el padre espiritual de su propia autoproclamada revolución.

El mausoleo de 50 metros (160 pies) que se inaugurará en los próximos días, aunque no está terminado.

Su construcción se ha retrasado, envuelta en el secreto y alternativamente aclamada como digna de un héroe de la grandeza histórica de Bolívar y criticada como un reflejo exagerado del ego de Chávez y el supuesto deseo de ser visto como una reencarnación del héroe de la independencia.

Su solemne piso interior de granito negro está listo, pero la plaza que lo rodea aún no. Los obreros han estado trabajando duro día y noche en las últimas semanas en la colocación de baldosas, en el cableado del alumbrado, el paisajismo y moldeando la escalera de concreto.

Chávez propuso el santuario, dedicado exclusivamente a "El Libertador", hace dos años, cuando decidió que necesitaba saber si el padre fundador principal de Venezuela fue envenenado.

Los historiadores suelen coincidir en que Bolívar, que encabezó a los revolucionarios que consiguieron la independencia de España en lo que después sería Venezuela, Colombia, Panamá, Ecuador, Bolivia y Perú, murió de tuberculosis en 1830 a los 47 años.

Sin embargo, Chávez dijo que tenía sus sospechas. Por tanto, ordenó que se abriera con bombo y platillo el sepulcro de Bolívar y reunió un equipo de científicos internacionales para que estudiaran los restos. El veredicto se dio a conocer en el pasado aniversario del natalicio de Bolívar: no había evidencia de crimen alguno.