27 de Sep de 2022

Internacional

Ex soldados protestan en El Salvador para exigir indemnizaciones

Cientos de ex miembros del Ejército de El Salvador presionaron hoy al gobierno del presidente Mauricio Funes para que pague indemnizacio...

Cientos de ex miembros del Ejército de El Salvador presionaron hoy al gobierno del presidente Mauricio Funes para que pague indemnizaciones a quienes lucharon durante la guerra civil en los años ochenta.

Los veteranos, que recorrieron las principales calles de la capital y bloquearon los accesos más importantes a San Salvador provocaron un caos vehicular masivo.

La medida de presión sirvió para que el gobierno de izquierda instalara una mesa de negociación con los ex militares que demandan el pago individual de 10.000 dólares por concepto de indemnización.

El presidente de la Asociación de Ex combatientes de la Fuerza Armada, Julio Aguilar, afirmó que hay unos 350.000 veteranos en todo el país.

Los ex combatientes bloquearon parte de la carretera Panamericana y organizaron una concentración frente a la sede de Casa Presidencial, que fue resguardada por barricadas de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO) de la policía.

Aguilar indicó que si el gobierno no escucha sus demandas los ex combatientes están dispuestos a paralizar el país durante tres días.

"Si no recibimos la respuesta que el veterano quiere, vamos a tomarnos incluso el aeropuerto internacional", expresó Aguilar.

Una de las agrupaciones de ex militares, la Asociación de Veteranos de Guerra de Santa Ana (AVGUEMISA), campaña 1980-1992, exige que el gobierno cancele pensiones dignas a los militares retirados por concepto de servicios prestados durante el conflicto.

Una delegación de los veteranos ingresó a la sede de Casa Presidencial, donde conversaron con funcionarios gubernamentales sobre sus demandas y sin que llegaran a un acuerdo definitivo.

El pasado 13 de enero, la administración de Funes anunció una inversión de 23 millones de dólares para ejecutar "un plan integral" de atención para más de 25.000 ex guerrilleros del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), ahora transformado en partido político gobernante.

Los cuatro gobiernos de derecha que hubo entre 1989 y 2009 ignoraron las demandas de los ex combatientes del FMLN.

Ahora, con la izquierda en el poder, los ex soldados demandan un trato igualitario.

Tras el fin de la guerra civil salvadoreña mediante un acuerdo de paz firmado el 16 de enero de 1992, la Fuerza Armada de El Salvador redujo de 63.000 a unos 10.000 efectivos.

A cambio, los desmovilizados recibieron indemnizaciones, tierras y prestaciones médicas y sociales.

En tanto, alrededor de 9.000 guerrilleros desmovilizados también fueron incluidos en programas de tierras y viviendas.

La guerra civil salvadoreña dejó más de 75.000 muertos, alrededor de 7.000 desaparecidos y millonarias pérdidas económicas.