Temas Especiales

07 de Apr de 2020

Internacional

Líder FARC expresa optimismo de guerrilleros en diálogo de paz

El máximo jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño Echeverri, "Timoleón Jiménez" o "Timochenko",...

El máximo jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño Echeverri, "Timoleón Jiménez" o "Timochenko", aseguró que todos los guerrilleros de ese grupo rebelde "acompañan con entusiasmo" este nuevo intento de diálogo de paz con el gobierno, el tercer en medio siglo.

"Llegamos a un acuerdo para instalar la mesa con el fin de abrir camino para conquistar la paz con justicia social. No le quepa la menor duda de que todos los guerrilleros, desde el más nuevo al más antiguo, acompañamos con entusiasmo este nuevo intento", dijo Londoño Echeverri, en una entrevista con una emisora radial local.

Sobre los retrasos que impidieron un primer contacto este lunes en Oslo, Noruega, entre las delegaciones de las FARC y del gobierno de Juan Manuel Santos, "Timochenko" explicó que obedecieron a cuestiones de seguridad, porque aún hay órdenes de captura internacional contra miembros del equipo de negociadores de la guerrilla.

"Quien tenga orden de captura vigente corre el riesgo donde quiera que éste", explicó el líder guerrillero.

Sobre un encuentro privado con el presidente Santos, en el marco del proceso de paz que iniciarán las partes esta semana en Noruega, Londoño admitió que aún no se ha planteado el tema, pero no lo descartó.

"Este tema no se ha llegado a plantear (el del encuentro). Aunque tampoco podemos considerarlo descartado", afirmó Londoño, en una entrevista con la emisora La Fm desde un lugar en la clandestinidad.

El primer contacto entre ambas delegaciones estaba previsto para este lunes 15 de octubre en la capital noruega y la mesa de negociación se instalaría oficialmente el miércoles 17, cuando también los miembros de la guerrilla y del gobierno ofrecerían una conferencia de prensa.

Pero debido a los problemas logísticos de las delegaciones para llegar a Oslo se retrasó el inicio de los contactos al menos dos días, aunque hasta el momento permanece la fecha del 17 de octubre para la instalación formal de la mesa de diálogo.

"Timochenko" afirmó que el retiro de las órdenes de captura de los negociadores de las FARC, entre ellos la guerrillera holandesa Tanja Nijmeijer, ha tardado más de lo normal lo que ha impedido que esa comisión pueda llegar a Oslo.

"La mesa, que en aras de la reconciliación de los colombianos, es una realidad. El anhelado espacio para emprender el camino hacia la paz con justicia social está abierto. Antes que especular, preferimos creer que el trámite de la suspensión de las órdenes de captura ha contado con demoras no previstas", afirmó.

El líder de las FARC afirmó que el número dos de esa organización, Luciano Marín Arango, "Iván Márquez", está viajando rumbo a Oslo, pero aún no ha podido llegar debido a varios atrasos que se le han presentado en el camino.

"Lo más importante hasta el momento es que llegamos a un acuerdo para instalar la mesa de conversaciones, en aras de abrir camino, que le permita a Colombia conquistar la paz con justicia social", afirmó.

Según "Timochenko", desde el guerrillero con menos tiempo en las FARC hasta el más antiguo hay deseo de cada uno de ellos en concretar la paz con el gobierno.

El 26 de agosto pasado, el presidente Santos anunció el inicio de un proceso de paz con las FARC, que confirmaron las conversaciones que se comenzaron a gestar en mayo pasado.

Se trata del tercer intento de diálogo formal entre un gobierno colombiano y la guerrilla más antigua del continente americano, después de los fallidos intentos de "Casa Verde", que en 1984 consiguieron un cese al fuego temporal, y del Caguán, de 1998-2002, durante el gobierno de Andrés Pastrana, último acercamiento en diez años.

Venezuela, junto a Chile, ofician como "acompañantes" en el proceso de paz que el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC iniciarán en breve en Oslo (Noruega) y continuarán dos semanas después en La Habana (Cuba).