Temas Especiales

05 de Feb de 2023

Internacional

El Salvador: nueva demanda contra McDonalds

La empresa Servipronto de El Salvador anunció el jueves que demandará en Estados Unidos a McDonalds Corporation por más de 100 millones ...

La empresa Servipronto de El Salvador anunció el jueves que demandará en Estados Unidos a McDonalds Corporation por más de 100 millones de dólares, por el delito de asociación delictuosa.

"Nos hemos visto obligados a poner la demanda en los Estados Unidos por la actitud de gansterismo de McDonald*s que se niega a cumplir una sentencia" de un tribunal de El Salvador que lo condenó a pagar una indemnización de 23,9 millones de dólares, dijo el empresario Roberto Bukele.

El conflicto entre ambas empresas data desde 1995, cuando la compañía estadounidense rompió el contrato de franquicia en forma unilateral argumentando que los parámetros de Servipronto no correspondían a los de McDonalds en el resto del mundo.

Según Bukele, McDonalds ha impedido que se materialice el embargo de las regalías que Servimatic S.A. de C.V., actual franquicitario en El Salvador, paga a McDonalds.

Agregó que por esa razón procederán a subasta pública de las marcas de McDonalds y distintivos comerciales ya embargados, "para lo cual ya existen ofertas de compra durante la subasta, de parte de varios inversionistas internacionales y de Estados Unidos por más de 300 millones de dólares".

"Tanto en El Salvador como en los Estados Unidos, McDonalds ha hecho uso de diferentes acciones al margen de la ley como el uso indebido de tráfico de influencias a todo nivel", afirmó Bukele.

Explicó que la demanda contra McDonalds, la presentarán en una Corte Federal de los Estados Unidos, porque en El Salvador la justicia no funciona" y advirtió que "es una demanda grave, grave", por la que la multinacional "tendrá que pagar tres veces más por lo que se le condene".

El 14 de octubre de 2011 que la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador notificó una resolución que habilita a la empresa salvadoreña a cobrar una indemnización de 23,9 millones de dólares a McDonalds por terminar "de forma unilateral" el contrato entre ambas empresas.

En esa ocasión la empresa estadounidense dijo en un comunicado que lamentaba la decisión de la corte salvadoreña, pero que mantenían su derecho de requerir las franquicias "para sostener nuestros altos estándares, para proveer un excelente servicio al consumidor y servir comida de calidad alrededor del mundo como hasta ahora hemos hecho".

Como parte del juicio, por no acatar el pago millonario, un Tribunal Mercantil del país ordenó el embargo de las 36 marcas comerciales que McDonalds posee en El Salvador.

Las 36 marcas comerciales de McDonald*s son los distintivos de los productos que incluyen desde el nombre de la empresa hasta la "cajita feliz" y el famoso payaso Ronald McDonald, así como el nombre de las hamburguesas. También se les condenó al embargo de las regalías.