Temas Especiales

06 de Jun de 2020

Internacional

Estados Unidos afina detalles de ataque militar a Siria

Estados Unidos sigue debatiendo la forma de diseñar un ataque militar para disuadir a Siria de realizar futuros ataques con armas quími...

Estados Unidos sigue debatiendo la forma de diseñar un ataque militar para disuadir a Siria de realizar futuros ataques con armas químicas y analiza la manera en que respondería el presidente sirio Bashar Assad, dijeron el miércoles dos funcionarios estadounidenses de alto rango, mientras el gobierno de Obama insistió en que Siria debe ser castigada.

Las agencias de inteligencia estadounidenses se preparan para entregar un reporte que exponga la evidencia contra el gobierno de Assad en el ataque con armas químicas contra civiles la semana pasada. La versión confidencial sería enviada a miembros clave del Congreso y una versión no secreta sería dada a conocer públicamente. Sin embargo, la Casa Blanca informó que el gobierno de antemano está convencido y planea una posible respuesta militar mientras reúne el apoyo de sus aliados internacionales.

"Si se toman medidas, deben estar claramente definidos el objetivo y los motivos" y deben estar basadas en "hechos claros", dijo uno de los funcionarios de alto rango, que habló a condición del anonimato porque no estaba autorizado a discutir en público las deliberaciones internas.

El funcionario agregó que el gobierno estadounidense analiza más de una sola serie de ataques militares y "las opciones no están limitadas a un solo día".

En términos generales, el objetivo de Estados Unidos y sus aliados al atacar Siria sería dañar las fuerzas militares y el armamento del gobierno de Siria para dificultar así que se desaten ataques químicos, y hacer que Assad piense dos veces antes de usar ese tipo de armas en operativos futuros. Un ataque de este tipo sería encabezado por misiles crucero de baja altura lanzados desde cualquiera de los cuatro destructores de la Armada estadounidense cercanos a la costa siria.

La forma y coordinación de la respuesta de Siria forman parte de las llamadas preguntas sobre el "día siguiente" que el gobierno estadounidense sigue analizando mientras prepara una posible acción militar. Estados Unidos no ha desplegado armamento defensivo adicional en la región anticipándose a las represalias de Siria, según el funcionario. Las autoridades estadounidenses de antemano tienen baterías antimisiles Patriot en Jordania y Turquía.

El otro funcionario de alto rango dijo que el gobierno de Estados Unidos ha determinado que puede contener cualquier potencial respuesta militar siria en caso de que el presidente Barack Obama ordene un ataque estadounidense.

A ambos funcionarios se les otorgó guardar el anonimato a fin de discutir deliberaciones internas sobre cuestionamientos complejos en torno al diseño de una respuesta militar al ataque del 21 de agosto en el que murieron cientos de civiles sirios.

Estados Unidos teme que si Assad no es castigado, líderes dictatoriales de otros países en poder de armas químicas, como Corea del Norte, podrían considerar la nula respuesta internacional como una señal de que ellos también pueden hacer uso de sus armas contra civiles.