Temas Especiales

20 de Apr de 2021

Internacional

Presidente de Nicaragua se defiende de Martinelli

Le “echan la vaca” a Nicaragua, así tituló el diario La Prensa de Nicaragua referente a la declaración que hiciera ayer miércoles el pr...

Le “echan la vaca” a Nicaragua, así tituló el diario La Prensa de Nicaragua referente a la declaración que hiciera ayer miércoles el presidente panameño Ricardo Martinelli cuando dijo que el gobierno peleará, solo o con otros países de la región que se sienten afectados, para impedir las pretensiones territoriales de Nicaragua de apropiarse de "los mares territoriales panameños".

Con ello, el presidente de Nicaragua Daniel Ortega negó las acusaciones hechas por Panamá y también los gobiernos de Costa Rica y Colombia y argumentó que Nicaragua jamás ha tomado un territorio por el uso de las armas, al contrario, han sido otros países quienes lo han hecho, tal es el caso del vecino país del sur, con Guanacaste y Nicoya.

Ortega afirmó que “debe privar el derecho, ya que imponerse a través de las fuerzas de las armas “sería regresar a la época de las cavernas”.

Además insistió en un “diálogo o tratado” con el presidente colombiano, siempre y cuando sea “para poner en práctica armoniosa la sentencia de La Haya”.

Sus declaraciones van directo a la iniciativa de Colombia, Costa Rica y Panamá en la que indicaron que firmarán una carta conjunta que entregarán al secretario general de la Organización de las Naciones, Unidas Ban Ki-moon, en la que protestarán por lo que consideran el “expansionismo” de Nicaragua.

Según Ortega, lo que buscan es seguir dialogando, a pesar de que otros países los hayan calificado de expansionistas. A pesar de que Colombia menciona a Jamaica en la carta conjunta que pretenden enviar a la ONU, este país no se ha pronunciado.

La raíz del conflicto. El litigio entre Colombia y Nicaragua por espacio fronterizo marítimo de ambos países, que incluye territorio del archipiélago de San Andrés es una lucha histórica. Ambos gobiernos buscan poner punto final a una de las peleas más largas de su historia: comenzó en 1890 cuando Nicaragua invadió unas islas que eran de Colombia y desde entonces la pugna –si bien ha tenido ceses al fuego parciales– no había llegado hasta ahora a la solución definitiva.

El 19 de noviembre del 2012, la Corte Internacional de Justicia, en La Haya (Holanda), determinó que Colombia se quedara con los siete cayos en disputa, pero que Nicaragua tendrá una parte del mar que antes hacía parte de la zona limítrofe colombiana.

Aunque no hay precisión acerca de la cantidad de mar territorial que se le entregó a Nicaragua, hay quienes estiman que fueron alrededor de 100.000 kilómetros cuadrados, es decir, el 10,7 por ciento de todo el territorio marino que Colombia poseía.

Historia: la orden que dio un rey La pregunta que muchos se hacen: ¿Por qué ese territorio, que en el mapa aparece tan alejado, pertenece a Colombia? La zona en la que está San Andrés era una de las más complicadas para el imperio español en sus batallas contra los ingleses en la segunda mitad del siglo XVIII.

Los españoles tenían problemas por la alianza entre los corsarios británicos y los nativos que eran los indios miskitos o moskitos.

El lío era tal, que tras firmar dos tratados, España le exigió a Londres que los miskitos desalojaran la Costa Mosquitia (la costa de los países centroamericanos sobre el Caribe) y las islas.

Pero eso –como a veces ocurre también hoy– no se pudo. Y por el contrario la zona llegó a un caos tal que el rey Carlos IV decidió en 1803 quitarle ese pedazo de terreno a la capitanía de Guatemala, aparentemente por incompetencia, y encargárselo al Virreinato de la Nueva Granada con la idea que desde allí se podría impartir más orden.

Ese papel del rey es crucial en este litigio. Desde ese entonces, hace 209 años, no solo San Andrés y Providencia y las otras islas pertenecían a la que después sería Colombia, sino también las islas Mangles y la Costa de Mosquitia. Es decir, las costas de lo que hoy son Nicaragua, Costa Rica y Panamá.