Temas Especiales

14 de Apr de 2021

Internacional

ONG cubana repudia bases militares de EEUU en otros países

El Movimiento Cubano por la Paz, organización no gubernamental (ONG), repudió hoy la presencia de bases militares de Estados Unidos en o...

El Movimiento Cubano por la Paz, organización no gubernamental (ONG), repudió hoy la presencia de bases militares de Estados Unidos en otros países, que operan "bajo la excusa de combatir el terrorismo y el narcotráfico".

Durante un taller celebrado en La Habana, Doris Quintana, integrante del secretariado del Movimiento Cubano por la Paz, denunció "vicios jurídicos y violaciones al derecho internacional" por parte de Estados Unidos, al mantener una base naval en la oriental provincia cubana de Guantánamo.

La experta de la ONG dijo que bajo el falso pacto de arrendamiento infinito, la administración norteamericana deposita cada año 4.085 dólares en un banco, suma que el gobierno cubano no cobra por no reconocer ese acuerdo.

Denunció que en esa base, la mayor de Estados Unidos en América Latina y el Caribe, con 910 militares norteamericanos, se cometen violaciones de los derechos humanos, al aplicar torturas a los prisioneros de la cárcel allí establecida.

De acuerdo con Quintana, a Guantánamo le impusieron ese enclave naval mediante un apéndice introducido a la Constitución de Cuba, conocido como "Enmienda Platt", a principios del siglo pasado, según el cual Estados Unidos se atribuía el derecho de crear bases carboneras en la isla mayor de las Antillas.

En tanto, Manuel Carbonel, del Ministerio de Relaciones Exteriores, mencionó que el instrumento principal de la política exterior de Estados Unidos, ha sido a través de los años el uso de su fuerza militar.

Señaló que para la administración del presidente Barack Obama, el término de base militar se enmascara en su estrategia de seguridad para mitigar la presión política.

En ese caso -dijo- aparecen los conceptos de instalaciones militares, sitios operativos avanzados y desplazamientos de seguridad operativa, entre otros, que tienen como objetivo el hegemonismo y la injerencia.

De modo general, los panelistas condenaron lo que calificaron escalada expansionista militar de Estados Unidos y otras naciones, sea de forma abierta o encubierta, en países de América Latina y el Caribe, en el Medio Oriente y otras partes del mundo.

Advirtieron también sobre la amenaza de las bases militares para los pueblos del planeta, por su multiplicidad y modernización tecnológica y por su entramado bélico encabezado, en la mayoría de los casos, por Washington.