Temas Especiales

03 de Dec de 2020

Internacional

El vulnerable delfín rosado en riesgo por su uso como carnada

El vulnerable delfín rosado del . Amazonas, una de las pocas y principales especies de delfín de río del mundo,

El vulnerable delfín rosado del

Amazonas, una de las pocas y principales especies de delfín de río del mundo,

corre mayor riesgo de extinción por su uso como carnada para la pesca de una

especie de bajo valor comercial.

La alerta es de la bióloga Sannie Brum,

investigadora del Instituto Piagacu (Ipi) y que estudió los hábitos de 35

comunidades pesqueras en el río Purus, en el estado brasileño de Amazonas.

Según

su estudio, los habitantes de la región matan anualmente hasta 144 delfines

rosados (Inia geoffrensis), un número superior a cualquier límite seguro que

garantice su supervivencia, para usarlos como cebo en la pesca de la piracatinga

(Calophysus macropterus), un pez necrófago conocido como el buitre de las aguas.

"Llegamos a ese cálculo luego de que nos informaran de que los pescadores

extraen de la región cerca de 15 toneladas de piracatinga por año y que el 90 %

del cebo que utilizan es carne de delfín rosado", dijo la bióloga a Efe.

De

acuerdo con la investigadora, como la piracatinga se alimenta de carne podrida,

los pescadores utilizan como cebo pedazos de peces con mucha grasa y hasta

caimanes.

Los pescadores prefieren usar al delfín como cebo porque su carne

tiene más grasa y un olor fuerte y característico que atrae a la piracatinga y

como su pesca está prohibida, no pueden venderlo en el mercado, explicó la

bióloga.

El caimán tiene un mayor valor comercial para el pescador, que puede

aprovechar tanto su carne como su cuero, por lo que es menos viable como

carnada, agrega la colaboradora de la Asociación de Amigos del Manatí (AMPA) .

"El cálculo que hicimos se refiere exclusivamente a la parte baja del río Purus,

que es un área de reserva, pero tenemos información de que la práctica se

extiende a lo largo del río, por lo que el actual volumen de pesca de

piracatinga exigiría el sacrificio de 500 delfines por año tan sólo en esa

región", según Brum, cuyo estudio fue financiado por la Fundación Boticario de

Protección a la Naturaleza.