Temas Especiales

19 de Sep de 2020

América

Acuerdo en Bolivia

LA PAZ. El gobierno boliviano y la oposición alcanzaron ayer lunes un acuerdo para convocar al referendo constitucional que impulsa el ...

LA PAZ. El gobierno boliviano y la oposición alcanzaron ayer lunes un acuerdo para convocar al referendo constitucional que impulsa el presidente, Evo Morales.

El partido oficialista Movimiento hacia el Socialismo aceptó la reelección presidencial por un período, en lugar de los dos que había promovido en un primer momento, mientras que las elecciones generales serán convocadas en diciembre de 2009, no en julio como quería el gobierno, pero antes de fin de 2010 como deseaba la oposición. Este lunes los ojos de Bolivia estaban puestos en La Paz a donde se dirigían kilométricas marchas, una de ellas lideradas por el mismo presidente Morales, para exigir que se aprobara la convocatoria dicho referendo.

Mientras miles de campesinos, mineros, cocaleros, e indígenas afines el gobierno llevaban varias jornadas de marcha, en el Congreso, una comisión que representa a los cuatro partidos con representación parlamentaria estuvo negociando los cambios al proyecto de Constitución que serán puesto a consideración del pueblo boliviano.

Oposición

Los opositores se instalaron en el Parlamento el viernes pasado con sus frazadas para dormir y sus enseres personales para pasar allá los días y noches mientras llegaba el acuerdo. Dijeron que tomaron esa decisión porque de otra manera, hoy no podrían acceder al hemiciclo, que estará rodeado de los movimientos sociales afines al gobierno.

El domingo por la noche, según testimonios de los propios parlamentarios, pocos durmieron porque la comisión continuaba con las negociaciones y en cualquier momento podía ser convocada la sesión parlamentaria. Los opositores se negaban a dar curso al referendo mientras no se introdujeran cambios en el texto constitucional que fue aprobado en noviembre del año pasado sin presencia de los opositores en la Asamblea Constituyente.

Esos cambios tienen que ver con la vigencia de los dos tercios de votos para decisiones claves en el Congreso, las autonomías departamentales, la libertad de expresión, el derecho a poseer grandes extensiones de tierra y la conformación del Parlamento.

Ciudad paralizada

La Paz quedó prácticamente paralizada para recibir a los miles y miles de manifestantes afines al presidente Morales. El transporte público suspendió sus actividades, la policía resguardó como pudo la seguridad de los que participaron en las movilizaciones y los habitantes de la urbe evitaron acercarse al centro, donde sería imposible transitar con tranquilidad.

El presidente Morales, que se sumó a la marcha al amanecer de este lunes, acusó a los parlamentarios de la oposición de intentar prorrogar sus mandatos.

“Lamento mucho denunciar esta situación porque no es posible que algunos parlamentarios de Podemos (Poder Democrático y Social), del MNR (Movimiento Nacionalista Revolucionario) y UN (Unidad Nacional) no quieran acortar su mandato”, dijo Morales al tiempo de sumarse a la movilización. La marcha que conducía Morales dio plazo hasta el medio día de este lunes para aprobar el referendo constitucional. En caso contrario, exigirían el cierre del Parlamento. “Hasta mediodía justamente tienen que aprobar la ley, de lo contrario vamos a cerrar el Congreso. Eso que quede claro, ya es una posición de todos los movimientos sociales”, dijo Fidel Surco, dirigente de la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam), que agrupa a los movimientos sociales que apuntalan el gobierno de Morales.