22 de Feb de 2020

América

George Bush, al estrado

WASHINTON. Cada vez más estadounidenses reclaman una investigación oficial de los delitos que pueda haber cometido el gobierno del ex p...

WASHINTON. Cada vez más estadounidenses reclaman una investigación oficial de los delitos que pueda haber cometido el gobierno del ex presidente George W. Bush en su “guerra contra el terrorismo”. Pero políticos y abogados se muestran divididos al respecto. Y el presidente Barack Obama parece ambivalente.

Obama dijo que “nadie está por encima de la ley, y si hay instancias claras de faltas, esa gente debería ser juzgada como cualquier ciudadano común”. ”Pero, hablando en general, estoy más interesado en mirar hacia delante que en mirar hacia atrás”, agregó. Antes de su nombramiento como fiscal general de Obama, Eric Holder parecía más firme sobre la eventualidad de juicios. “Nuestro gobierno autorizó el uso de la tortura, aprobó la vigilancia electrónica secreta contra ciudadanos estadounidenses, detuvo en secreto a ciudadanos estadounidenses sin el debido proceso legal, negó el hábeas corpus a cientos de acusados de combatientes enemigos.

y autorizó los procedimientos que violan tanto el derecho internacional como la Constitución de Estados Unidos? Le debemos una admisión al pueblo estadounidense”, dijo.

Pero en su audiencia de confirmación ante el Senado, Holder atemperó sus respuestas para acercarse a la posición de Obama. La encuestadora Gallup indicó en un sondeo reciente que dos tercios de los estadounidenses encuestados están a favor de una investigación oficial sobre las faltas en la era de Bush.

Del total, 38% se inclinan por una investigación penal y 25%, por una comisión independiente.