Temas Especiales

04 de Mar de 2021

América

Arizona lanza ley contra inmigrantes

LOS ANGELES. El Senado de la Asamblea estatal de Arizona aprobó un proyecto de ley que criminaliza a los inmigrantes indocumentados, con...

LOS ANGELES. El Senado de la Asamblea estatal de Arizona aprobó un proyecto de ley que criminaliza a los inmigrantes indocumentados, considerado el más duro de EEUU y que deberá ser vetado o ratificado por la gobernadora.

El Senado de este estado fronterizo con México aprobó la propuesta republicana por 17 votos contra 11. La iniciativa sólo espera por la firma de la gobernadora republicana Jan Brewer, quien según sus simpatizantes apoya la medida.

EL PROYECTO DE LEY

La propuesta convertirá en delito estatal que los inmigrantes carezcan de un documento migratorio que los identifique, el cual deberán portar en todo momento.

También requerirá que la policía interrogue a personas sobre su condición migratoria, si existe alguna razón para sospechar que residen de manera ilegal en Estados Unidos.

Conforme a la iniciativa, los ciudadanos podrán demandar a agencias del gobierno que obstruyan la aplicación de las leyes migratorias y prohibirá a los patrones que contraten indocumentados por día o que los transporten a sabiendas de su condición migratoria.

REACCIONES

Los defensores de los derechos civiles argumentan que la propuesta podría llevar a la persecución de personas sólo por sus rasgos físicos y a otro tipo de abusos.

Una intensa movilización se ha desatado desde el fin de semana para pedir a la Brewer que vete la iniciativa.

Grupos locales y nacionales buscan a través de vigilias, entrega de cartas y otras manifestaciones presionar a la gobernadora. Activistas entregaron 50,000 peticiones de residentes de Arizona pidiendo el veto a la ley, que ha sido calificada como la “más severa” de su tipo en EEUU.

En la capital estatal, Phoenix, nueve estudiantes universitarios fueron arrestados el martes por conducta desordenada después de que se encadenaran a las puertas del antiguo Capitolio en señal de protesta.

En tanto los gobierno de México y Guatemala también mostraron ayer su preocupación ante la medida que criminaliza a los inmigrantes indocumentados. A través de su embajada, México advirtió ayer que la ley podría poner en riesgo los derechos civiles de sus inmigrantes, al fomentar prejuicios raciales, e incluso afectar los lazos comerciales y turísticos. En tanto, la Cancillería de Guatemala hizo un llamamiento a los estadounidenses para que el fenómeno migratorio “se enfrente con medidas integrales como la reforma federal”.