Temas Especiales

01 de Jun de 2020

América

Policía se toma fortín de narcos cariocas

RÍO DE JANEIRO. Vehículos blindados avanzaban por calles llenas de humo en Río de Janeiro ayer jueves, mientras la policía combatía a ba...

RÍO DE JANEIRO. Vehículos blindados avanzaban por calles llenas de humo en Río de Janeiro ayer jueves, mientras la policía combatía a bandas de narcotraficantes en las favelas por quinto día consecutivo en la ciudad donde se realizarán los Juegos Olímpicos del 2016.

La televisión en vivo mostró el intercambio de fuego entre presuntos narcotraficantes en las favelas de las laderas de colinas de las afueras de la ciudad, opacando a la glamorosa imagen internacional de Río de Janeiro.

La policía cercó la favela de Vila Cruzeiro, en la parte norte de la metrópolis, considerada un bastión de una banda que se cree que habría ordenado los ataques.

Al menos 10 vehículos blindados de los marines, nunca antes usados en batallas en las favelas de la ciudad, transportaron a soldados a Vila Cruzeiro, incluso pese a que los narcotraficantes colocaron barreras.

‘Nuestro objetivo hoy es recuperar terreno ante los narcotraficantes. Estamos recuperándolo y rescatando a la sociedad de su posición como rehén del comercio de droga’, dijo el coronel Álvaro Rodrígues, de la policía militar y director de la operación.

ENFRENTAMIENTOS

La ola de violencia comenzó el pasado domingo, cuando presuntos miembros de bandas de narcotraficantes atacaron a estaciones de policía y quemaron varios vehículos.

Las autoridades atribuyeron los diversos asaltos a órdenes de narcotraficantes que se mantienen encarcelados y enfadados ante esfuerzos de la policía para tomar el control de sus reductos en más de una docena de favelas.

Al menos 30 personas han perdido la vida durante los continuos enfrentamientos de la presente semana, según informes de la policía militar.

Una de las víctimas fue una adolescente de 14 años alcanzada por una bala perdida que entró en su hogar. La joven falleció en el hospital.

‘No tenemos un plazo para detener las operaciones. Vamos a seguir entregando apoyo logístico (...) para transportar a tropas de la policía durante todo el tiempo que sea necesario’, dijo el coronel Carlos Chagas, comandante del batallón de logística de los marines.

Río de Janeiro —segunda ciudad más poblada de Brasil y destino turístico favorito de Suramérica— será una de las sedes donde se jugarán partidos del Mundial de fútbol 2014.

En el mes de octubre pasado, Río también se adjudicó la organización de los Juegos Olímpicos del año 2016.

Pese a tan grandes distinciones, la ciudad tiene una larga historia de violencia y pobreza que contradice su imagen de playas resplandecientes y mujeres hermosas.

Entre sus 6 millones de habitantes hay cientos de comunidades pobres, donde incluso la policía duda mucho en entrar.

El año pasado, narcotraficantes derribaron a tiros a un helicóptero de la policía, ente de seguridad que inmediatamente dio inicio a incursiones y violencia que dejó un saldo de 30 fallecidos.