26 de Feb de 2020

América

Morales sospecha del cuerpo de policías

BOLIVIA. El presidente de Bolivia, Evo Morales, expresó ayer, martes, su sospecha de que algunos policías utilizaron un conflicto con na...

BOLIVIA. El presidente de Bolivia, Evo Morales, expresó ayer, martes, su sospecha de que algunos policías utilizaron un conflicto con nativos que se oponen a la construcción de una carretera para afectar su imagen de corte indígena y ecologista, según una entrevista televisiva difundida este martes.

‘¿Cómo el presidente, el Gobierno, puede instruir que golpeen y arrastren? Jamás. Quisiera que me investiguen, creo que hay alguna mano negra para hacer quedar mal al presidente y al Gobierno Nacional’, dijo el mandatario Morales durante la entrevista concedida al canal privado de televisión ATB.

MARCHA

Morales se refirió así a una acción policial violenta el pasado 25 de septiembre contra una marcha de nativos que quiere impedir la construcción de una ruta cuyo trazado atraviesa un parque ecológico en el centro del país, lo que generó una oleada de críticas en su contra y de su gobierno.

En la entrevista con ATB, Morales señaló que tiene la sospecha de que las imágenes que se mostraron —donde se ve cómo los uniformados arrastran a nativos atados y amordazados— fueron realizadas por la propia Policía y no por periodistas.

‘Es muy raro, quiero que se investigue a profundidad esto. Siento que hay algunos policías que no quieren al presidente y al Gobierno y se aprovechan de esta clase de movilizaciones para calumniar’, dijo.

DENUNCIA

Ya la semana pasada funcionarios del oficialismo denunciaron que la Policía exageró en la represión contra los nativos, con el objetivo de perjudicar al gobierno.

La acción policial, que dejó más de 70 heridos en el poblado de Yucumo, al noreste de La Paz, provocó la dimisión de los ministros de Interior, Sacha Llorenti (responsable de la Policía); y de Defensa, Cecilia Chacón, esta última en desacuerdo con la acción de los uniformados.

El presidente Morales dijo la semana pasada que no ordenó la acción policial que desactivó temporalmente la caminata de los nativos contra la vía asfaltada.

Los amazónicos se rearticularon tras la represión policial y reiniciaron su marcha hacia La Paz, adonde esperan llegar en unos diez días.