Temas Especiales

22 de Jan de 2021

América

Dilma Rousseff afronta rebelión

BRASIL. La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, enfrenta una rebelión de su coalición de gobierno que pone en juego su relación con el ...

BRASIL. La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, enfrenta una rebelión de su coalición de gobierno que pone en juego su relación con el Legislativo y dos grandes proyectos de ley en manos del Congreso: el del Mundial-2014 exigido por la FIFA y la reforma de la ley forestal.

Rousseff fue derrotada el miércoles en la Cámara de Diputados, cuando buena parte de sus aliados se sumaron a la oposición y a la bancada ruralista y se negaron a votar el proyecto de la ley general de la Copa del Mundo, un requisito de la FIFA para la celebración del torneo en Brasil en 2014.

Para dar luz verde al proyecto de ley de la Copa, los legisladores ponen como condición que el gobierno acceda a votar antes la reforma del Código Forestal, una ley que define la protección de las grandes selvas tropicales y pone límites a la producción agropecuaria, y que el poderoso sector del agro está empeñado en modificar para aumentar sus tierras cultivadas.

‘Partidos y diputados han decidido obstruir todas las votaciones hasta que no se defina la votación del Código Forestal’, explicó a la AFP el jefe de la poderosa bancada ruralista, el diputado conservador Rubens Moreira Mendes.

La derrota de Rousseff pone en evidencia tensiones que arrastra la coalición de gobierno, integrada por una decena de partidos que le exigen más atención, cargos de poder y representación y que la presidenta necesita, ya que su Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) sólo cuenta con 85 de los 513 diputados de la Cámara baja.

‘El gobierno va a tener que revisar su posición’ y prestar más atención al Legislativo, dijo a la AFP el diputado Paulo Piau, relator del Código Forestal y miembro del Partido del Movimiento Democrático (PMDB, centro), el mayor de la coalición de gobierno, que también se rebeló.

El presidente de la Cámara de Diputados, Marco Maia, defendió los reclamos de los partidos aliados, al justificar este jueves la derrota del gobierno en el Congreso.

‘Todos los partidos que apoyaron la elección de la presidenta tienen legitimidad para querer ocupar espacio en el gobierno’, dijo el funcionario.

A veces los legisladores toman decisiones que contrarían al gobierno (...) Ahora el gobierno tiene que negociar, encontrar el camino", dijo el ministro de Deportes, Aldo Rebelo.

El ministro estimó que la votación tendrá lugar en marzo o abril y afirmó que este atraso ‘no comprometerá el calendario para la celebración de la Copa’.

Rousseff enfrenta un escenario de guerrilla legislativa, evaluó por su lado la consultora política CAC.