Temas Especiales

06 de Mar de 2021

América

El kirchnerismo cuelga de un hilo

ARGENTINA. La presidenta Cristina Fernández afrontará el domingo unas elecciones legislativas en las que se prevé una derrota del oficia...

ARGENTINA. La presidenta Cristina Fernández afrontará el domingo unas elecciones legislativas en las que se prevé una derrota del oficialismo en distritos electorales clave, lo que probablemente sepultará cualquier intento reeleccionista y desencadenará una feroz pelea en el peronismo por su sucesión.

Los comicios, que tendrán lugar en la mitad del segundo mandato consecutivo de Fernández, constituyen el comienzo del fin del ciclo inaugurado en 2003 con Néstor Kirchner, antecesor y fallecido marido de la mandataria, dijeron analistas.

La inflación, de un 25% anual según analistas privados, la caída de las reservas en coincidencia con las restricciones a la compra de divisas, el déficit fiscal y el juicio que un grupo de bonistas extranjeros mantiene contra Argentina en el que exigen el pago de títulos en mora por unos $1,400 millones auguran un horizonte con nubarrones para el gobierno.

OFICIALISMO HUÉRFANO

En el nuevo ciclo político que se abriría después del domingo, el oficialismo aparece huérfano de líderes de cara a las presidenciales de 2015. ‘Fernández no tiene sucesores competitivos dentro del peronismo que lidera y no tendrá posibilidades de aspirar a una reelección después de los comicios’, dijo a The Associated Press la analista Mariel Fornoni, doctora en Dirección de Empresas y directiva de la consultora Management & Fit, quien cree que el oficialismo no reunirá, ni por asomo, los votos necesarios en el parlamento para intentar una reforma de la constitución que la habilite para un eventual tercer mandato consecutivo.

En las primarias de agosto, donde fueron elegidos los candidatos a legisladores para los comicios del domingo, Fernández perdió la mitad del respaldo que obtuvo en 2011 cuando fue reelegida para la primera magistratura con 54.11% de los votos. ‘No va a cambiar el escenario respecto a las primarias’, dijo a la AP el analista Jorge Daniel Giacobbe, licenciado en Comunicación Social y director de Giacobbe & Asociados Opinión Pública. ‘Ninguna de las cosas que sucedieron entre esas elecciones y ahora lograron mucho movimiento de votos’, agregó.

SEGIO MASSA, FAVORITO

De acuerdo con las encuestas, el problema de salud de la presidenta no ha creado una corriente de empatía hacia ella y la tendencia de voto para el oficialismo continúa siendo desfavorable en la provincia de Buenos Aires, el principal distrito del país, con 37.4% del padrón electoral nacional y el más importante campo de batalla, y en otros lugares clave como la ciudad de Buenos Aires y las provincias de Santa Fe y Córdoba.

Allí es casi seguro que gane el candidato a diputado nacional Sergio Massa, de la corriente opositora del peronismo. Massa, de 41 años, es alcalde del próspero municipio bonaerense de Tigre y se perfila como uno de los aspirantes a la presidencia en 2015. ‘Me sobra coraje para enfrentar cualquier situación’, dijo Massa días atrás al ser consultado sobre sus anhelos presidenciales.

Es destacable que el candidato fue jefe de gabinete en el primer gobierno de Fernández y ahora se ha convertido en su peor enemigo dentro del peronismo.

EL BACHE ECONÓMICO

Sin embargo, el gobierno no tendría tantos inconvenientes a la vista en el Congreso, ya que lidiará con una oposición fragmentada y los analistas no descartan que legisladores del peronismo disidente y de pequeños partidos provinciales se pasen a filas oficialistas a la hora de votar ciertos proyectos.

Asimismo, el oficialismo logró recientemente prorrogar hasta fines de 2015 el cobro de dos impuestos que le aseguran fondos y una ley de emergencia económica aprobada en 2002, en plena crisis, que cede al gobierno facultades extraordinarias en materia cambiaria y financiera y para renegociar las tarifas en los contratos de servicios públicos.

Según Fidanza, en los dos años que le restan en el poder a Fernández, de 60 años, ‘lo más complicado no a va a ser el parlamento, sino los problemas que hay que resolver en la economía’.

OTROS CANDIDATOS

Además de Massa, otro que ha manifestado abiertamente su deseo de presidir el país es el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli. El ex motonauta es aliado de Fernández, pero ha construido un perfil propio y fácilmente podría desmarcarse del ‘kirchnerismo’ y reunir el apoyo de un sector más moderado del gobierno y de algunos peronistas disidentes para dar pelea en 2015.