Temas Especiales

31 de Mar de 2020

América

Pánico acorrala el aeropuerto de LA

LOS ÁNGELES. Un hombre armado con un fusil de asalto y supuestamente actuando en solitario inició un tiroteo en el aeropuerto internacio...

LOS ÁNGELES. Un hombre armado con un fusil de asalto y supuestamente actuando en solitario inició un tiroteo en el aeropuerto internacional de Los Ángeles que dejó un saldo de al menos un muerto y siete heridos. El fallecido, según informaron medios locales, era un funcionario de la Agencia de Seguridad Aeroportuaria (TSA), por sus siglas en inglés.

El autor del tiroteo fue un joven de 23 años, identificado como Paul Anthony Ciancia, según informó la policía de Los Ángeles. Las autoridades contaron que el hombre sacó el arma en plena terminal 3 y comenzó a disparar sin que se conozcan los motivos. Después del incidente, las autoridades detuvieron al criminal.

El aeropuerto fue evacuado y sus operaciones quedaron parcialmente suspendidas. Ahora, las terminales que no fueron afectadas, volvieron a la normalidad. Aunque, la pista norte del aeródromo permanece cerrada.

EN SOLITARIO

Patrick Gannon, jefe de policía del aeropuerto de Los Ángeles, relató que el individuo sacó un fusil de asalto de una bolsa y empezó a abrir fuego. El jefe policial contó que el hombre siguió hacia el área de inspección, donde están los agentes de la TSA y siguió disparando. ‘Oficiales de la policía del aeropuerto respondieron inmediatamente a la llamada, lo siguieron por la terminal y se enfrentaron con él en un tiroteo que terminó con el individuo arrestado’, explicó Gannon. ‘Creemos que actuó solo, al menos, hasta ahora, era la única persona armada. Todavía queda mucho por investigar’, agregó.

TESTIMONIOS

Ben Rosen estaba sentado en el Starbucks en la Terminal 3 aproximadamente a las 9:20 a.m. cuando escuchó disparos y la gente comenzó a correr en todas direcciones, y otras se lanzaron al suelo. Rosen se tiró al suelo y otro pasajero le dijo ‘no te preocupes, estamos a salvo’. Entonces se escucharon más disparos. Rosen agarró su teléfono y trató de mantenerse tan pegado al suelo como podía. La policía llegó con sus armas en las manos, gritando: ‘No es un ejercicio, arriba las manos’. Todo el mundo alzó las manos y entonces fueron llevados a la terminal internacional, describió Rosen.

En la terminal 2, un trabajador de la compañía American Airlines indicó que justo estaba entrando a trabajar cuando escuchó los disparos. El empleado trató de guardar la calma lo mejor que pudo. ‘No te esperas llegar al trabajo y tener que pensar en tiroteos y asesinatos’, agregó.