Temas Especiales

16 de Jan de 2021

América

Ley para sancionar a funcionarios pasa la primera fase en EEUU

El proyecto de ley pide congelar activos y negar visas en EEUU a funcionarios venezolanos

Ley para sancionar a funcionarios pasa la primera fase en EEUU
La autora del proyecto de ley de la cámara baja, Ileana Ros-Lehtinen, en declaraciones a la prensa.

La comisión de relaciones exteriores de la cámara baja aprobó ayer un proyecto de ley que busca sancionar a funcionarios del gobierno de Venezuela que sean responsables de violar derechos humanos durante las protestas que desde febrero han dejado 42 muertes en el país sudamericano.

El proyecto de ley le pide al presidente Barack Obama negar visas y congelar activos en Estados Unidos de funcionarios venezolanos responsables de violar derechos humanos y que hayan censurado a personas o medios de comunicación que informan sobre las protestas.

La iniciativa de ley aún tiene mucho camino por recorrer. Ahora irá al pleno de la Cámara para que la voten sus 435 miembros. Si es aprobada, el proyecto tendrá que ser debatido en la comisión respectiva y en la plenaria del Senado. Para que sea ley, el proyecto deberá ser sancionado por el presidente Obama.

El gobierno estadounidense ha preferido esperar los resultados de un diálogo iniciado hace un mes por el gobierno venezolano y los opositores sobre los problemas que aquejan a Venezuela y el conflicto político que atraviesa el país.

La autora del proyecto de ley de la cámara baja, la republicana Ileana Ros-Lehtinen, argumentó antes de la votación que las sanciones son oportunas para detener las presuntas violaciones a los derechos humanos.

‘Algunos dicen que deberíamos esperar. ¿Cuándo es un buen momento? Nunca habrá un buen momento’, dijo la representante por Florida. ‘La violencia solo está del lado del gobierno, no de los estudiantes’.

Las únicas intervenciones opuestas a la aprobación del proyecto provinieron de los demócratas Gregory Meeks, de Nueva York, y Karen Bass, de California.

Meeks criticó al proyecto de ley porque ‘no promueve los intereses estadounidenses ni ayuda al pueblo de Venezuela’. ‘No sabemos aún si la mediación de Unasur propiciará un diálogo efectivo’, afirmó el demócrata.

‘TRIP FOR THE FREEDOM’

La aprobación del proyecto de ley coincidió con la llegada de ciudadanos venezolanos, residentes en distintas partes de EEUU, que pedían a gritos esas sanciones. Bajo la iniciativa de una caravana que partió el jueves desde Miami a Washington con el lema ‘Trip for Freedom (Viaje por la libertad)’, otros venezolanos viajaron desde Boston, Nueva York, Kentucky y Carolina del Norte para participar en esta jornada.

Vestidos con camisetas con leyendas en las que pedían ayuda para Venezuela y gorras con la bandera del país, acudieron al Congreso para seguir la audiencia.

Ruth Alcalá, ciudadana estadounidenses de origen venezolano, sostenía una copia de la carta que recibió de Barack Obama en respuesta a una petición que le hizo para que ‘condenara públicamente las represiones que están sucediendo en Venezuela’. ‘Es mi granito de arena, yo no soy nadie, no soy una activista, soy una persona común’, dijo Alcalá.

La caravana llega a Washington un día después de que el Gobierno venezolano ordenara el desalojo de cuatro campamentos de protesta y detuviera a 243 personas.