Temas Especiales

10 de May de 2021

América

Hallan cadáveres calcinados en México

Intentan determinar si corresponden a los 43 estudiantes desaparecidos hace una semana en ataques policiales

Hallan cadáveres calcinados en México
Fuertes manifestaciones se produjeron tras el hallazgo de los cadáveres.

Autoridades mexicanas exhumaban este domingo más cadáveres hallados en fosas clandestinas en Iguala (sur) e intentaban determinar si corresponden a los 43 estudiantes desaparecidos hace una semana en ataques policiales.

Angustiados y enfurecidos con el gobierno de la conflictiva región de Guerrero, los familiares de los jóvenes aguardan el resultado de las pruebas periciales que podrían confirmar una de las peores masacres de los últimos años en el país.

‘Estamos decididos a todo, esto es la guerra’, dijo la madre de uno de los estudiantes desaparecidos. El gobierno de Guerrero, Ángel Aguirre, ha informado del hallazgo de nueve cuerpos en seis fosas.

Su secretario de Salud, Lázaro Mazón, dijo al diario El Universal que los nueve cadáveres se encuentran calcinados y que su identificación puede tardar unos 15 días.

En cambio, dos policías desplegados en la zona dijeron a la AFP que ya han sido extraídos al menos 15 cuerpos de esas zanjas ocultas entre la espesa vegetación de Pueblo Viejo, una zona montañosa de Iguala a unos 200 km de Ciudad de México.

Decenas de policías, militares y peritos están desplegados alrededor de las fosas, a donde no se permite llegar a los medios.

El hallazgo de las fosas el sábado se desencadenó tras los testimonios de algunos de los más de 30 detenidos por el caso, entre ellos al menos 22 policías municipales y presuntos miembros del grupo criminal Guerreros Unidos.

Los 43 alumnos están desaparecidos desde la noche del 26 de septiembre, cuando agentes municipales y presuntos criminales dispararon en Iguala contra tres autobuses.

Los alumnos se habían apoderado de esos vehículos para regresar a sus casas desde Iguala, donde habían ido a recaudar fondos, hasta Chilpancingo, la capital de Guerrero y donde cursan sus estudios para maestro.

A raíz de estos hechos, que dejaron en total seis muertos (entre ellos tres estudiantes) y 25 heridos, se reportaron desaparecidos 43 alumnos, muchos de los cuales fueron vistos por última vez en patrullas policiales.

Desde entonces, los familiares viven en la zozobra de que sus familiares hayan sido entregados a uno de los cárteles narcotraficantes que azotan Guerrero, en un país que cuenta más de 80 mil muertos en hechos vinculados al crimen organizado desde 2006, además de 22.000 desaparecidos.

A su vez, centenares de compañeros de los desaparecidos protestaron este domingo bloqueando la autopista que conecta Chilpancingo con el turístico puerto de Acapulco y arremetieron contra el gobernador regional, Ángel Aguirre.