26 de Feb de 2020

América

Lava podría forzar a residentes de Hawaii a huir de sus casas

Las autoridades informaron el sábado a los residentes que se prepararan para una posible evacuación, dentro de 3 o 5 días

Lava podría forzar a residentes de Hawaii a huir de sus casas
El volcán Kilauea ha entrado en erupción continuamente desde 1983.

Lava proveniente de un volcán en erupción podría forzar muy pronto a decenas de residentes de un área de Hawaii a huir de sus casas.

Las autoridades informaron el sábado a los residentes que se prepararan para una posible evacuación, dentro de 3 o 5 días, ya que la roca fundida está cada vez más cerca de hogares. 
El flujo era aproximadamente 35 yardas de ancho y moviéndose en dirección noreste a una velocidad aproximada de 10 yardas por hora.

La lava posee una temperatura de 2,000 grados Fahrenheit (1,093 grados Celsius). Se aproximó al pueblo Pahoa, el más largo de la región rural de Puna en la isla de Hawaii.

"No está claro cuando va a llegar a la calle principal de Pahoa, ya que ha avanzado erráticamente", dijo Matt Patrick, geologista en el Observatorio de Volcanes de Hawaii.

El Volcán Kilauea ha entrado en erupción continuamente desde 1983. La mayoría de la lava ha fluido en dirección sur, envolviendo las divisiones residenciales de Kalapana y Royal Garden, antes de derramarse en el océano.

Sin embargo, los dos últimos años la lava ha fluido en dirección noreste, a las puertas de Pahoa. Oficiales visitaron casa por casa 50 hogares para mantener informados a los residentes del movimiento de la lava, según Darryl Oliveira, director de defensa civil del condado de Hawaii.

El condado emitirá una orden de evacuación obligatoria si el flujo comienza a avanzar a una velocidad en la que sea díficil para los residentes de evacuar en poco tiempo, dijo Oliveira.  También mencionó que la situación actual es distinta de las anteriores porque esta vez la lava se está aproximando al centro de una comunidad más densamente poblada que también incluye áreas comerciales e industriales.

El gobernador de Hawaii, Neil Abercrombie, pidió el viernes una declaración de desastre por parte de la presidencia para permitir ayuda federal. El alcalde Billy Kenoi ya ha declarado  estado de emergencia, pero esto no significa que una evacuación ha sido ordenada.