01 de Dic de 2022

América

Colombia espera hoy la liberación de 3 rehenes

Las FARC indicaron que los comandantes guerrilleros del bloque Iván Ríos entregarán al general Alzate, el cabo Rodríguez y la abogada Urrego

Colombia espera hoy la liberación de 3 rehenes
La Cruz Roja Internacional es la encargada de recibir a los rehenes, conjuntamente con representantes de Noruega y Cuba.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) confirmaron que la liberación del general Rubén Darío Alzate, el cabo Jorge Rodríguez y la abogada Gloria Urrego se realizará este domingo, tras activarse la madrugada ayer el protocolo humanitario para la entrega, indicó la agencia Efe .

‘En la madrugada de hoy (sábado) fue activado el Protocolo Humanitario Especial que retornará a la libertad al general Alzate Mora, jefe de la Fuerza de Tarea Titán del Ejército, al cabo (Jorge) Rodríguez Contreras y a la abogada Gloria Urrego’, aseguró un comunicado de los negociadores de paz de la guerrilla en La Habana.

Según precisa el texto, Alzate, Rodríguez y Urrego serán entregados por los guerrilleros del Bloque Iván Ríos al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y a representantes de Cuba y Noruega, países garantes de las conversaciones de paz que desde 2012 adelantan el Gobierno colombiano y las FARC en La Habana.

‘Esperamos que el estado del tiempo favorezca esta misión humanitaria, que hoy ondea en la inmensidad del Atrato la blanca bandera de la Libertad y la Paz’, señalaron las FARC. ‘Deseamos que esta libertad, fundada en razones de humanidad, extienda sus efectos benéficos a los prisioneros políticos y sociales del país. Qué fácil y qué humanitario es para el Gobierno determinar un indulto para inocentes’, apuntó la guerrilla.

El general Alzate, el cabo Rodríguez y la abogada Urrego fueron secuestrados por las FARC en el departamento del Chocó el pasado 16 de noviembre, lo que llevó al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, a suspender los diálogos de paz con los insurgentes.

El grupo rebelde liberó el pasado martes a dos soldados secuestrados el 9 de noviembre en el este de Colombia, en una operación que fue vista como precedente para la esperada entrega de Alzate.

EXIGENCIA DEL GOBIERNO

Precisamente, la liberación de Alzate es la condición exigida por Santos para reanudar esas conversaciones, que buscan acabar un conflicto armado de medio siglo que ha dejado 220 mil muertos y 5.3 millones de desplazados, informó la agencia AFP .

En el comunicado divulgado este sábado, las FARC no hicieron referencia al tema del reinicio de las negociaciones de paz. En un artículo divulgado el lunes, su jefe máximo, Timoleón Jiménez ‘Timochenko’, dijo que será difícil recuperar la confianza para continuar los diálogos luego de su abrupta suspensión por parte de Santos.

‘El presidente, con su suspensión, tumbó el tablero donde jugábamos la partida, destruyó la confianza’ escribió Timochenko.

A principios de 2012, el grupo rebelde se comprometió a no secuestrar más a civiles, pero se reservó el derecho de capturar a policías o militares como prisioneros de guerra.

La guerrilla criticó que se catalogue como ‘secuestrados’ a los militares cautivos, a los que considera ‘prisioneros de guerra’ y criticó la situación de ‘abandono’ de los guerrilleros presos en Colombia.