Temas Especiales

30 de Ene de 2023

América

‘Latinoamérica es la región con más homicidios del mundo’

La Organización Mundial de la Salud, con datos de 2012, revela que la región registra 28.5 homicidios por cada 100,000 habitantes

‘Latinoamérica es la región con más homicidios del mundo’
Panamá registra una de las tasas de homicidio con armas de fuego más altas, con un 80%.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó el miércoles un informe en el que expone uno de los males endémicos de la región: la violencia.

El documento, basado en datos de 2012, señala a Latinoamérica como la región más violenta del mundo, con 28.5 homicidios por cada 100,000 habitantes, frente a la media mundial de 6.7, según el organismo.

Honduras, país recientemente expuesto por el asesinato de la Miss Mundo María José Alvarado, y de su hermana, encabeza la lista de los más violentos con la muerte de 103.9 personas por cada 100,000 habitantes.

A este país centroamericano de poco más de ocho millones de habitantes, le siguen Venezuela, con el doble menos de homicidios (57.6), Jamaica (45.1), Belice (44.7) y El Salvador (43.9).

México, en el ojo del huracán tras la masacre de los 43 normalistas en el sureño estado de Guerrero, sorprendentemente, registra un índice de 24 homicidios por cada 100,000 habitantes.

Este informe sobre la situación mundial de la prevención de la violencia 2014 —en el que también colaboraron expertos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD)—revela que 165,617 muertes en países en desarrollo de América Latina se perpetraron con armas de fuego. De hecho, Panamá y Colombia registran una de las tasas más altas en este tipo de homicidios, con un 80% por debajo de Venezuela (90%) y Guatemala (86%).

‘Los países en desarrollo de las Américas, como grupo, comparten la dudosa distinción de tener la tasa más alta de violencia interpersonal letal del mundo’, señaló Marcelo Korc, asesor de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La organización expone que pese a que en todos los países de las Américas hay leyes que reglamentan las armas de fuego, menos de dos tercios tienen programas especiales como de recolección y destrucción de armas.

CAUSAS DE LA VIOLENCIA

Los expertos de las Naciones Unidas señalan que las principales causas de esta ‘enfermedad’ residen en la desigualdad de los ingresos; una cultura tolerante a la violencia (quizá por costumbre o rutina); y la infravaloración de las mujeres, pues, tristemente, en muchos países de la región sigue imperando el machismo. La violencia extendida en los medios de comunicación también juega un papel importante.

Como medicina para curar o al menos reducir este mal, el informe ofrece algunas recomendaciones, como programas destinados a controlar el acceso a las armas y el ‘consumo nocivo de alcohol’, vinculado, en muchas ocasiones, a situaciones de violencia.

La agencia internacional remarca, además, la importancia de enseñar a los escolares ‘aptitudes para la vida’, como resolver conflictos sin necesidad recurrir a la violencia, entre otras.

Programas para mejorar la crianza en las familias en riesgo de violencia y campañas de información pública para prevenir el maltrato de los ancianos, también figuran en la receta.

Sin embargo, aunque el panorama es desolador, la organización reconoce que la situación ha mejorado en el último decenio con una disminución del 16% en la tasa de homicidios entre 2000 y 2012. Aplaude, además, la seguridad en países como Chile, Cuba, Argentina y Costa Rica, cuyo índice de homicidios se acerca al de algunas naciones europeas.