La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

América

La pieza faltante en el proceso de paz colombiano

El gobierno de Colombia y la guerrilla ELN, la segunda mayor del país, establecerán su mesa de negociación en Ecuador

La guerrilla del ELN cuenta con unos 1.500 combatientes según el gobierno.

El gobierno de Colombia y la guerrilla ELN anunciaron oficialmente el miércoles que darían inicio los diálogos de paz, los cuales se suman a los avances realizados con las FARC en La Habana. Sin embargo el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, advierte que las conversaciones con el ELN tendrán una ‘naturaleza muy distinta'.

‘Las conversaciones públicas a las que daremos inicio con el ELN (Ejército de Liberación Nacional, guevarista) tienen una naturaleza muy distinta al proceso de La Habana porque el ELN y las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, comunistas) son organizaciones muy diferentes', explicó Santos desde la sede presidencial.

JUAN MANUEL SANTOSPRESIDENTE DE COLOMBIA

‘Para el Gobierno (colombiano) no es aceptable avanzar en una conversación de paz con el ELN mientras mantenga personas secuestradas',

‘Los procesos con las FARC y el ELN son distintos pero el fin del conflicto es solo uno', agregó el mandatario, informa la AFP .

El presidente Santos también señaló que las negociaciones darían inicio una vez se solucionaran problemas humanitarios, como el secuestro. Y es que el anuncio se produce luego de la liberación del funcionario público Ramón José Cabrales, secuestrado por la guerrilla durante seis meses.

Dicha liberación no fue gratuita, la familia del funcionario tuvo que pagar por ella, pero la suma que pedía el ELN disminuyó considerablemente a raíz de la presión del gobierno colombiano.

El gobierno también rechazó la actitud de la guerrilla que buscó ‘sacar un beneficio económico' por la liberación del funcionario, cuando se trataba de un ‘compromiso político'.

‘Para el Gobierno no es aceptable avanzar en una conversación de paz con el ELN mientras mantenga personas secuestradas', explicó Santos.

Pero el propio secuestrado señaló que la paz con el ELN es necesaria. ‘Una paz sin el ELN es como una mesa coja', dijo Cabrales. No obstante lamentó que su familia no pudo pagar toda la suma y le quedó debiendo a la guerrilla.

EL PROCESO

El anuncio fue realizado por los jefes de las delegaciones Frank Pearl, por parte del gobierno, y Antonio García, por el ELN. Las partes ‘han convenido instalar una mesa pública de conversaciones (...) con el fin de suscribir un acuerdo final para terminar el conflicto armado y acordar transformaciones en búsqueda de una Colombia en paz y equidad', indica la declaración conjunta del gobierno colombiano y el ELN.

La mesa de diálogo se situará en Ecuador mientras que las sesiones de diálogo se realizarán además en Venezuela, Chile, Brasil y Cuba, que junto con Noruega serán los ‘garantes' del proceso.

El canciller ecuatoriano, Guilaume Long, aseguró en Twitter que Ecuador apoyará ‘en todo lo necesario', y sostuvo que ‘¡nunca la paz estuvo tan cerca!'.

Por otro lado el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, expresó que es un paso ‘esperanzador' y ofreció ‘todo el apoyo' del organismo.

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) también celebró la noticia y señaló que era ‘la pieza que faltaba para completar el proceso de paz que actualmente está avanzando en La Habana'.

==========

HISTORIA

El ELN, la guerrilla con raíces en Cuba

La guerrilla colombiana del ELN nació inspirada en la revolución cubana y marcada por una fuerte influencia religiosa.

El Ejército de Liberación Nacional (ELN, guevarista), surgido en 1964, tiene entre sus fundadores y figuras más emblemáticas a los sacerdotes Camilo Torres (1929-1966) y Manuel Pérez (1943-1998), exponentes de la Teología de la Liberación (TL), una corriente nacida en el seno de la Iglesia católica en Latinoamérica con énfasis en el acercamiento a los pobres.

Pero además de estos religiosos, y de otros seguidores de la TL, este grupo está conformado desde sus inicios por sectores universitarios y miembros del Partido Liberal colombiano.

Actualmente, el ELN es la segunda guerrilla colombiana después de las FARC, con unos 1.500 combatientes, según el gobierno, y centra su influencia en zonas mineras y petroleras del país.