26 de Feb de 2020

América

Estudiantes chilenos retoman protestas contra reformas educativas

Con cánticos, bailes y otras formas de expresión los jóvenes hicieron un recorrido por el centro de Santiago

Estudiantes chilenos retoman protestas contra reformas educativas 
Unas 100.000 personas se congregaron este jueves para una marcha en el centro de Santiago.

Unas 100.000 personas se congregaron este jueves para una marcha en el centro de Santiago convocada por los estudiantes chilenos, con lo cual retoman las protestas contra las reformas a la educación impulsadas por el gobierno chileno.

Una multitud copó varias cuadras de la Alameda, la principal arteria capitalina, en una nueva demostración de los estudiantes que exigen fortalecer la educación pública y el término del lucro en la educación privada subvencionada por el Estado.

Con cánticos, bailes y otras formas de expresión los jóvenes hicieron un recorrido por el centro de Santiago hasta confluir en calle Echaurren, donde a través de un escenario los dirigentes estudiantiles explicaron las principales motivaciones de la protesta.

"Estamos por el respeto de todos nuestros compañeros que han sido endeudados, de todos nuestros compañeros a quienes hoy día les están embargando sus casas, sus bienes, también tenemos respeto por ellos", dijo Camila Rojas, vocera de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) que agrupa a los universitarios del país.

"Es necesario que manifestemos este malestar que estamos sintiendo porque no se responde a las expectativas que el mismo gobierno creó", agregó. Los estudiantes chilenos comenzaron un movimiento en 2011 y este jueves retomaron sus protestas en rechazo al giro adoptado por la reforma educacional, la cual a juicio de las agrupaciones estudiantiles no recogen sus principales aspiraciones.

Una ley para el fin del copago por parte de los padres en establecimientos que perciben subvención estatal, así como en la eliminación del lucro y de los procesos de selección en todos los colegios, fueron aprobadas el año pasado.

La ley de reforma a las universidades abre espacio a la gratuidad universal, sin embargo ha frustrado a los estudiantes que consideran que la normativa no supone un fortalecimiento de la educación pública, ya que se financian planteles privados y la gratuidad en las universidades sólo ha alcanza este año a menos de 20 por ciento de la población estudiantil.

Las organizaciones estudiantiles aspiran al término de la educación privada con fines de lucro en todas sus formas, una aspiración que no cuenta con el aval del gobierno de centroizquierda.