Temas Especiales

01 de Apr de 2020

América

Maestros marchan en México para exigir reanudación de diálogo

La movilización, que salió del monumento conocido como Ángel de la Independencia pretendía llegar al Zócalo

Maestros marchan en México para exigir reanudación de diálogo 
Alrededor de 4.000 maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y grupos afines marcharon hoy en la Ciudad de México .

Alrededor de 4.000 maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y grupos afines marcharon hoy en la Ciudad de México exigiendo la reanudación del diálogo con autoridades federales.

La movilización, que salió del monumento conocido como Ángel de la Independencia pretendía llegar al Zócalo (plaza principal) de la capital, pero fue detenida por agentes de la Secretaría de Seguridad Pública de la ciudad frente al Palacio de Bellas Artes.

La CNTE anunció por medio de un comunicado que esta manifestación es la "marcha nacional magisterial popular", parte de la "jornada nacional de lucha" de 72 horas que durará hasta el 6 de julio.

En junio pasado, delegados de la agrupación gremial tuvieron dos reuniones con el secretario mexicano de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, pero las partes no lograron cerrar la brecha entre sus respectivas posiciones.

El pasado 1 de julio, Osorio advirtió que "en breve" se tomarán las medidas necesarias para desbloquear las vías estratégicas tomadas por los maestros.

"El Gobierno está abierto al diálogo y sigue llamándoles al mismo, pero también está obligado a ser garante de las libertades y derechos de los ciudadanos", aseveró entonces.

Entre los asistentes a la manifestación de hoy hubo maestros de niveles preescolar, primaria y secundaria y personas que dijeron ser padres de familia y alumnos.

Los manifestantes coreaban lemas como "Educación primero al hijo del obrero, educación después al hijo del burgués" y "Somos docentes, no somos delincuentes", y portaban pancartas con leyendas como "La sangre no es la tinta para escribir una reforma.

La CNTE, que tiene mayor fuerza en Oaxaca, Michoacán, Chiapas y Guerrero, los estados más pobres del país, pide la derogación de la reforma educativa de 2013, que estableció la evaluación continua del personal docente y puso fin a añejos privilegios sindicales.

Durante la movilización, dirigentes de la Coordinadora anunciaron que planean hacer mañana marchas desde cuatro puntos distintos de la capital hasta el Zócalo.

Por otra parte, esta mañana 252 escuelas de educación básica en la Ciudad de México, adscritas a la Secretaría de Educación Pública (SEP), realizaron un paro de labores en apoyo a la CNTE. Asimismo, de acuerdo con medios locales, se realizaron 77 bloqueos en distintos puntos de la capital.

En tanto, miembros de la Coordinadora bloquearon nuevamente los accesos a centros y plazas comerciales de la ciudad de Oaxaca, capital del estado homónimo, como parte del refuerzo de sus protestas.

Además de la derogación de la reforma educativa exigen la liberación de sus dirigentes presos y justicia por los hechos del 19 de junio en el municipio de Asunción Nochixtlán, donde un enfrentamiento con fuerzas de seguridad dejó ocho muertos y más de un centenar de heridos, según cifras oficiales.

Este martes también realizaron una protesta ante el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) y en un hotel de la capital del estado, donde presuntamente estaban trabajando empleados de la institución. La CNTE también mantiene bloqueos carreteros en diferentes puntos del estado e instalaron un "filtro" de revisión en la carretera federal 190 en el crucero vial conocido como "Hacienda Blanca", para no permitir el paso de vehículos de empresas privadas.

Por su parte, representantes de la Asociación de Hostales y Posadas de Oaxaca informaron que han registrado cancelaciones masivas de hospedaje que ya alcanzan un 95 %, a raíz de las movilizaciones de los maestros.

"El ramo hotelero es pilar económico de la capital y destinos adyacentes. Los integrantes de la Asociación de Hostales y Posadas estamos en favor de la paz y el desarrollo económico y social de Oaxaca, conscientes de que la mejor manera de solucionar los problemas es con la voluntad y el diálogo", aseguró Ángel Lozano, presidente de la agrupación.

Por su parte, el secretario de Educación Pública del Gobierno federal, Aurelio Nuño, reiteró la defensa de la reforma educativa como "el vehículo para romper con la desigualdad estructural en el país, y llevar la educación a las zonas más desfavorecidas".

"Desafortunadamente las desigualdades que tiene nuestro país se han reproducido en el sistema educativo. Y si queremos romper con esas desigualdades, una manera central de atacar el problema es rompiendo con la desigualdad que existe en el sistema educativo", aseveró durante un acto en la Ciudad de México.

"La solución y el camino para transitar y solucionar y poder disminuir la desigualdad en el país tiene una respuesta en la educación. Y por eso, nosotros insistimos: la reforma educativa no es el problema, es la solución", puntualizó.