Temas Especiales

28 de Nov de 2020

América

Un debate al estilo de Francis Ford Coppola

El debate contó con todos los ingredientes dramáticos, incluidas las encuestas, que se apretaron en las últimas semanas, hasta un empate técnico

Un debate al estilo de Francis Ford Coppola
El candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos Donald Trump (i) y su rival demócrata Hillary Clinton (d) durante su primer debate hoy, lunes 26 de septiembre

En la Universidad de Hofstra, en Long Island (Nueva York), donde estudió el director de cine Francis Ford Coppola, recayó el ‘televisivo' honor de acoger el primer debate presidencial entre Hillary Clinton y Donald Trump, un evento que se espera bata todos los récord de audiencia.

El campus de la universidad estuvo plagado de periodistas, estudiantes, cuerpos de seguridad y miembros de las campañas de ambos candidatos desde pronto en la tarde del lunes, a pesar de que el debate no empezó hasta la noche.

El debate contó con todos los ingredientes dramáticos, incluidas las encuestas, que se apretaron en las últimas semanas, hasta un empate técnico.

Clinton busca convertirse en la primera mujer en ser elegida presidenta de EE.UU. y el imprevisible Trump apostó por hacer valer su dominio del lenguaje televisivo.

Son todos elementos que seguramente gustarían a Coppola, autor de la famosa trilogía de ‘El Padrino' y quien se graduó en arte dramático en la década de 1960.

Clinton culpa a las armas de la muerte de negros y Trump pide "ley y orden"

Clinton, culpó a las armas de la violencia que golpea a la comunidad afroamericana mientras que su rival, Donald Trump, pidió "ley y orden" para acabar con la tensión racial entre los negros y la Policía. "Hay dos palabras que la secretaria Clinton no quiere usar, que son ley y orden", resaltó Trump, quien en el primer debate presidencial consideró que la Policía "tiene miedo de hacer cualquier cosa" y, por ello, consideró que se han multiplicado los tiroteos en ciudades como Chicago (Illinois).

Frente a ello, Clinton ofreció tres recetas contra las tensiones raciales: restablecer la confianza entre la Policía y las comunidades negras, entrenar a los agentes y atajar la "epidemia" de la violencia armada, que se cobra de manera desproporcionada las vidas de varones afroamericanos.

"La raza sigue siendo un gran desafío para nuestro país, todavía determina mucho, determina dónde la gente vive, qué tipo de educación recibe y determina cómo son tratados por el sistema penal", reconoció Clinton, que reiteró su promesa de impulsar una reforma del sistema de justicia criminal. "Tenemos que restaurar la confianza entre las comunidades, tenemos que trabajar para asegurarnos de que los agentes tienen el mejor entrenamiento y que usan la fuerza solo cuando es necesario", continuó la ex secretaria de Estado, quien llamó "epidemia" a la violencia armada que sufre Estados Unidos.