23 de Feb de 2020

América

Plan sanitario de Trump sufre primer revés en el Congreso

El presidente estadounidense, Donald Trump, enfrenta un posible primer fracaso legislativo

Plan sanitario de Trump sufre primer revés en el Congreso
El ‘frenazo' llegó de los sectores más ultraconservadores del partido Republicano.

El liderazgo republicano de la Cámara de Representantes de EE.UU. pospuso la votación prevista para ayer, sobre el nuevo plan de salud para derogar y sustituir la ley sanitaria del expresidente Barack Obama, conocida como ‘Obamacare', ante la falta de apoyo en su propia bancada, confirmaron a EFE fuentes del Congreso.

Las fuentes no precisaron cuándo se celebrará la votación, después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, mantuviera ayer una reunión de última hora para intentar convencer al grupo ultraconservador Freedom Caucus de votar a favor del texto, pero no logró el apoyo del grupo antes de la esperada votación sobre el texto programada para ayer.

PRIMER REVÉS

El conocido como Freedom Caucus (Caucus de la Libertad), un grupo de alrededor de treinta legisladores del ala más radical del partido, se reunió ayer con el mandatario para lograr limar asperezas sobre el contenido de la ley y que se pudiera avanzar en el proceso de aprobación.

Sin embargo, a la salida del encuentro en la Casa Blanca, sus miembros, que piensan votar en bloque, confirmaron que no hay acuerdo, lo que casi garantizaría el tropiezo del plan sanitario de Trump en su primera prueba de fuego en el Legislativo.

‘No se acordó nada nuevo', dijo el representante Paul Gosar, quien aseguró que el grupo ‘volverá a reunirse y considerará' sus opciones.

Por su parte, el presidente del Freedom Caucus, Mark Meadows, declaró a los periodistas en el Capitolio que ‘no hay suficientes votos' para aprobar el proyecto de ley de Trump. Con los demócratas unidos en el objetivo de impedir la derogación del ‘Obamacare', si al menos 22 republicanos votan en contra del proyecto de ley de la Casa Blanca asestarán al presidente su primera gran derrota legislativa, y hasta ayer la cifra de detractores superaba la veintena, según los cálculos de medios y fuentes legislativas.

En su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, insistió este jueves en que el número de congresistas a favor de la ley continúa creciendo, y que la reunión de Trump con los miembros del Freedom Caucus fue ‘un paso positivo' hacia el objetivo de lograr su aprobación. Spicer sostuvo, además, que nada le lleva a creer que el voto en la Cámara de Representantes se cancelará y aseguró que el proyecto ‘se va a aprobar'.