Temas Especiales

01 de Apr de 2020

América

Corte evalúa si Texas debe cambiar su mapa electoral

Un panel de 3 jueces de EEUU evalúa si el conservador estado de Texas trazó su mapa electoral con la intención de discriminar a los votantes hispanos

Un panel de tres jueces de Estados Unidos evalúa si el conservador estado de Texas trazó su mapa electoral con la intención de discriminar a los votantes hispanos, un caso que podría afectar las elecciones legislativas de 2018. Los jueces dieron ayer comienzo al juicio, que previsiblemente durará una semana y que podría obligar a cambiar los distritos electorales usados para elegir a los legisladores del Congreso estatal y de la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

En cuestión está si Texas buscó impedir el voto de millones de hispanos (más favorables a los demócratas) mediante el uso del llamado ‘gerrymandering', como se conoce la práctica de manipular distritos electorales para favorecer el triunfo de un legislador de un partido determinado.

El caso se centra en los límites electorales que Texas ha usado de manera provisional desde 2013 para elegir a sus representantes en el Congreso de Estados Unidos y en el legislativo estatal.

Correos revelados durante el proceso judicial muestran que una serie de estrategas republicanos trataron de diseñar distritos electorales con una proporción ‘óptima' de republicanos e hispanos con el objetivo de favorecer el triunfo de los conservadores en circunscripciones aparentemente dominadas por los latinos.

En realidad, supuestamente, las autoridades locales trataron de diluir el voto hispano, colocando a los miembros de estas minorías en distritos donde se daba por segura la victoria del candidato republicano.

La mayoría de los diseños de mapas electorales favorecieron a los republicanos, aunque un demócrata de la Cámara de Representantes de Texas pidió a las autoridades que redibujaran su distrito para restar importancia a la población hispana porque tenía miedo de que un candidato latino le venciera en las primarias.