La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

América

Equipo de Trump contrató espías israelíes para desacreditar el pacto iraní

Según el diario británico ‘The Observer', Trump habría solicitado los servicios de una compañía de inteligencia de Israel para investigar la vida privada de políticos y periodistas afines al acuerdo nuclear con Irán

Con el objetivo de construir una campaña de descrédito contra los miembros de la administración de Barack Obama involucrados en las negociaciones del acuerdo nuclear con Irán, el equipo del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, contrató una compañía privada de inteligencia de Israel, reveló este domingo el diario británico The Observer .

De acuerdo con el medio, personas vinculadas al entorno del mandatario estadounidense buscaron los servicios de la empresa israelí en mayo del año pasado para conseguir información negativa de figuras como Ben Rhodes, uno de los exasesores de Obama en materia de seguridad nacional; o de Colin Kahl, que también fue asistente del expresidente.

Como ‘indignante' calificó un antiguo diplomático británico de alto nivel citado por The Observer , al ser consultado sobre la revelación.

El exdiplomático, que pidió el anonimato, apuntó que el objeto de las negociaciones era precisamente no ‘caer en juegos sucios'.

Fuentes del rotativo indicaron que oficiales cercanos al equipo de Trump contactaron a los espías durante la gira que realizó el presidente a Israel hace un año.

En aquella visita, la primera gira internacional en su administración, Trump prometió al primer ministro israelí, Bejamin Netanyahu, que Irán jamás tendría acceso a armas nucleares.

Las mismas fuentes destacaron que ‘la idea era que la gente que actuaba por parte de Trump desacreditaría a aquellos que fueron esenciales en vender el acuerdo, haciendo más fácil salir de él'.

El jefe de la Casa Blanca ya había adelantado su rechazo rotundo al pacto nuclear iraní, llegando a señalarlo como ‘el peor negocio de todos', y anticipado un posible retiro del mismo.

Documentos a los que dice The Observer haber tenido acceso indican que a los investigadores contratados por la compañía israelí se les pidió buscar asuntos de la vida privada y la carrera política de funcionarios estadounidenses de alto nivel, como Rhodes y Kahl, este último también asesor de seguridad del exvicepresidente estadounidense Joe Biden. Incluso llegaron a explorar sobre sus relaciones personales y cualquier signo de cercanía con los lobbys que respaldaban el pacto con Irán.

PERIODISTAS, EN LA MIRA

El trabajo de los espías tenía también entre sus objetivos a miembros de la comunidad iraní-estadonunidense y a periodista afines al pacto iraní de diarios como el New York Times , la cadena de televisión MSNBC , The Atlantic o el diario israelí Haaretz .

Las fuentes consultadas por The Observer confirmaron que el plan de vigilancia y desprestigio fue planteado por el propio equipo del presidente estadounidense, aunque no dejando claro cuánto se trabajó en la investigación, por cuánto tiempo, ni tampoco cuál fue el destino del material recabado.

Trump tiene hasta el próximo sábado 12 de mayo para tomar una decisión definitiva sobre si su país permanece o abandona el acuerdo nuclear con Teherán.

CONTEXTO

El acuerdo internacional sobre el programa nuclear de Irán se firmó el 14 de julio de 2015

EL acuerdo fue firmado entre la República Islámica de Irán y los P5+1, los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (China, Francia, Rusia, Reino Unido, EE.UU.) más Alemania) y la Unión Europea.

Oficialmente llamado Plan de Acción Conjunto y Completo, el instrumento implicaba que Teherán tomaría medidas concretas y verificables sobre el fin de cualquier tipo de desarrollo de algún programa nuclear con fines bélicos. A cambio, los países occidentales suspenderían las sanciones contra el país persa.

El pacto es monitoreado y verificado por la ONU desde que entró en vigencia.

EE.UU. SE ‘ARREPENTIRÁ' SI DEJA EL ACUERDO

El presidente iraní, Hasan Rohaní, advirtió ayer a EE.UU. de que se arrepentirá ‘muy pronto' si abandona el acuerdo nuclear, firmado en 2015 entre Irán y seis grandes potencias, al tiempo que reiteró su negativa a negociar un nuevo pacto.

‘Si EE.UU. se retira del JCPOA (siglas en inglés del acuerdo nuclear) muy pronto tendrá un arrepentimiento histórico', afirmó Rohaní.

El mandatario iraní indicó que ‘a pesar de que los estadounidenses no cumplieron con su compromiso en todas las etapas', Irán sí se ha mantenido fiel a sus obligaciones.

El Organismo Internacional de Energía Atómica ha ratificado en una decena de ocasiones que Teherán está cumpliendo con sus compromisos con el acuerdo nuclear. Sin embargo, el lunes pasado, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, reveló una serie de documentos que, según él, prueban que Irán tiene un programa nuclear secreto.