Temas Especiales

06 de May de 2021

América

CFK niega sobornos y denuncia ‘persecución'

La expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner acusó al juez que lleva su caso por supuesto sobornos, de estar coludido con el Gobierno

CFK niega sobornos y denuncia ‘persecución'
Cristina Fernández se encuentra procesada en al menos cinco causas.

La expresidenta argentina Cristina Fernández negó ayer ante la Justicia haber recibido sobornos de empresarios durante su etapa como gobernante, recusó al juez y al fiscal y apuntó contra el actual Gobierno por la ‘persecución' que dice estar sufriendo y que cree busca su proscripción política.

‘De ser necesario, habré de agotar todas las instancias judiciales internas, acudiendo además ante los órganos internacionales competentes en materia de Derechos Humanos', subraya la exmandataria (2007-2015) y viuda del también expresidente Néstor Kirchner (2003-2007) en un escrito presentado en los tribunales.

FINANCIACIÓN ILEGAL

El escándalo sobre pagos irregulares a la campaña de los Kirchner estalló tras la publicación del diario ‘La Nación'

Entre los involucrados de haber entregado fondos entre los años 2003 al 2015, se encuentra el primo del actual presidente del país, Mauricio Macri.

Procesada ya en cinco causas, la mayoría por corrupción, Fernández volvió ayer a los juzgados federales de Buenos Aires para declarar como imputada en un caso en el que se investiga una red de sobornos de empresarios de la obra pública a funcionarios del kirchnerismo.

Aunque se negó a declarar, la actual senadora -que está aforada y no puede ser detenida- presentó un documento ante el juez Claudio Bonadio, en el que negó los cargos, y apuntó contra él por su supuesta connivencia con el actual Ejecutivo.

‘Bonadio vuelve a citarme a indagatoria acusándome de ser la jefa de una nueva asociación ilícita. Esta vez con los principales empresarios de la construcción. Ya voy por la cuarta organización delictiva. Eso sí, siempre soy la jefa', subrayó irónicamente Fernández en Facebook .

Según destaca, desde que dejó la jefatura de Estado, en diciembre de 2015, le ‘armaron' seis causas penales, cinco de ellas ‘iniciadas e impulsadas por Bonadio'.

‘Decisión política del Poder Judicial -en su más alta expresión- en coordinación con el Poder Ejecutivo y los medios hegemónicos, para ungir a Bonadio como brazo de persecución contra mi persona', sentencia.

La expresidenta reiteró que es víctima de la ‘nueva estrategia regional para proscribir (las) fuerzas políticas' que ‘ampliaron derechos y permitieron salir de la pobreza'.