La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

América

Jair Bolsonaro recibirá en Río al primer ministro israelí

Netayanhu, que aún no ha confirmado su asistencia a la toma de posición de Bolsonaro este 1 de enero, se reunirá con el ultraderechista en la ciudad de Río de Janerio.

El presidente electo de Brasil ha adelantado que su Gobierno estrechará las relaciones con Israel.

El primer ministro de Israel, Bejamin Netanyahu, hará una visita oficial mañana viernes al presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro.

De acuerdo a fuente diplomáticas citadas por la agencia Efe , Netayanhu, que aún no ha confirmado su asistencia a la toma de posición de Bolsonaro este 1 de enero, se reunirá con el ultraderechista en la ciudad de Río de Janerio.

Bolsonaro y Netanyahu tendrán un almuerzo de trabajo en el Fuerte de Copacabana, zona sur de la ciudad carioca, en la que será la primera visita del primer ministro de Israel al gigante latinoamericano, dijeron voceros de la embajada de Israel en Brasilia.

Pero Netanyahu probablemente recortará su visita a Brasil y volverá a Israel antes de la investidura de Bolsonaro para poder atender la actual crisis política en su país y que le obligó a adelantar las elecciones, agregaron las mismas fuentes.

Trascendió que ‘de momento no hay ninguna confirmación oficial' sobre el regreso del primer ministro a Israel antes de la investidura de Bolsonaro.

El encuentro con el mandatario israelí fue confirmado ayer por el propio Bolsonaro desde su cuenta de Twitter , frente a los rumores de una posible cancelación de la viaje Netanyahu.

Las versiones de que Netanyahu recortará su visita a Brasil ganaron fuerza ayer luego de que el Parlamento israelí aprobara la disolución de la Cámara y formalizara el adelanto electoral anunciado por la coalición gubernamental para el próximo 9 de abril.

El adelanto llega tras la crisis por el desacuerdo ante una propuesta de ley para aumentar el reclutamiento para el servicio militar obligatorio entre los judíos ultraortodoxos.

Durante la campaña electoral y en las primeras semanas como presidente electo, Bolsonaro expresó su deseo en estrechar los lazos con Israel e incluso manifestó su intención de trasladar la embajada brasileña en Israel desde Tel Aviv a Jerusalén, siguiendo los pasos de EE.UU..