Temas Especiales

10 de Apr de 2021

América

Obispo nicaragüense será trasladado al Vaticano y denuncia "amenazas" a su vida

El obispo nicaragüense, Silvio Báez, no vinculó el supuesto plan para asesinarlo con su llamado para trabajar con el papa Francisco

Obispo nicaragüense será trasladado al Vaticano y denuncia
Báez (i) contó que entre los meses de junio o julio del año pasado, cerca de la medianoche, recibió una llamada del Departamento de Política de la Embajada de Estados Unidos en Managua, en la que lo alertaron sobre el supuesto plan

En una conferencia de prensa precedida por el cardenal nicaragüense, Leopoldo Brenes, junto con el obispo de este país, Silvio Báez, este último anunció un supuesto plan para atentar contra su vida y al mismo tiempo que se irá al Vaticano para trabajar con el papa Francisco.

Según reportes de la agencia Efe, Báez dijo en una rueda de prensa que recibió "varias amenazas" de muerte, siendo “alertado” por el Departamento de Política de la Embajada de Estados Unidos en Nicaragua, sin precisar quién estaría interesado en asesinarlo.

AVISO DE EEUU

Báez contó que entre los meses de junio o julio del año pasado, cerca de la medianoche, recibió una llamada del Departamento de Política de la Embajada de Estados Unidos en Managua, en la que lo alertaron sobre el supuesto plan para asesinarlo a él y a la entonces embajadora estadounidense, Laura Dogu.

"La Embajada de Estados Unidos me comunicó eso y me lo comunicó a un nivel de alta certeza de la seguridad americana. Se le comuniqué al cardenal (Leopoldo) Brenes y a la Conferencia Episcopal" de Nicaragua, que "había un plan para asesinarme", continuó.

Explicó que no lo había hecho público "porque pensé era una cuestión diplomática", pero que ahora lo confirmó después de que la exembajadora estadounidense lo hiciera público.

Báez, uno de los más fuertes críticos del Ejecutivo nicaragüense, fue recibido la semana pasada en el Vaticano por el papa Francisco, quien le pidió trabajara con él en Roma, lo cual aceptó.

En ese sentido, el cardenal Brenes comentó que el santo padre invitó a Báez "a ir a Roma para tener con él una conferencia privada (...) al final anunció el deseo de él (Francisco), de que pueda ir un tiempo a Roma".

Nicaragua está inmersa en una compleja crisis como consecuencia de las protestas callejeras que estallaron el 18 de abril de 2018 por una impopular reforma del seguro social, transformandose después en exigencias por la renuncia del presidente Daniel Ortega.

Los choques violentos entre fuerzas de oposición y Gobierno han dejado al menos unos 300 fallecidos según grupos críticos a Ortega mientras que desde el Ejecutivo nicaragüense aseguran se han registrado 199 decesos.