Temas Especiales

20 de Sep de 2020

América

Brasil mantiene a su equipo de rescate en Mozambique tras el ciclón Kenneth

Kenneth tocó tierra el jueves y ya ha causado al menos un muerto y arrasado miles de casas y edificios público

Brasil mantiene a su equipo de rescate en Mozambique tras el ciclón Kenneth
Brasil mantiene a su equipo de rescate en Mozambique tras el ciclón Kenneth

El Gobierno brasileño anunció este viernes que mantendrá el equipo de rescate que tenía desplegado en Mozambique, al que trasladará desde la región central hasta la zona afectada por el ciclón Kenneth, en el norte, el segundo que azota al país africano en menos de dos meses.

"En atención al pedido de ayuda del Gobierno de Mozambique, Brasil está trasladando el equipo humanitario ya presente en el país para las regiones afectadas por el ciclón Kenneth, a fin de realizar misiones de búsqueda y salvamento", señaló la Cancillería brasileña en un comunicado.

Kenneth tocó tierra el jueves y ya ha causado al menos un muerto y arrasado miles de casas y edificios públicos, apenas un mes y medio después de que otro ciclón, Idai, dejara más de 600 muertos y casi dos millones de personas necesitadas de ayuda humanitaria en el centro del país.

Para ese primer desastre, el Gobierno brasileño mandó una brigada compuesta por 40 bomberos, quienes actuaron en la tragedia minera ocurrida en enero pasado en Brumadinho, en el sudeste Brasil, para ayudar a encontrar supervivientes.

Según la Cancillería brasileña, ese equipo es "el único contingente internacional con entrenamiento específico en búsqueda y salvamento que se encuentra actualmente en Mozambique".

Los bomberos enviados son "especialistas para actuar en operaciones de rescate en estructuras colapsadas, salvamento en derrumbes e inundaciones", como ya demostraron en el desastre de Brumadinho, que ha causado 233 muertos y 37 desaparecidos, a los que aún se busca tras la rotura de una represa minera que dejó un mar de lodo, agua y residuos minerales.

El Ejecutivo brasileño también se comprometió a enviar al país africano "mapas de las regiones afectadas" por este segundo ciclón, obtenidos a través de una red de satélites internacional.

Brasil lamentó en la nota "esta nueva calamidad natural" y se "solidarizó con la población y el gobierno mozambiqueño".

Kenneth dejó numerosas viviendas dañadas y sin techo, árboles caídos, inundaciones y cortes de electricidad en la provincia de Cabo Delgado, sobre todo en distritos próximos a la frontera con Tanzania, según el Instituto Mozambiqueño de Gestión de Desastres (INGC).