Temas Especiales

07 de Aug de 2020

América

Cuba rechaza "bochornosa" campaña de EEUU contra sus misiones médicas

El Gobierno cubano tachó de "bochornosa" la campaña de EE.UU y la OEA para desprestigiar la exportación de servicios médicos de la isla a otros países. Recordo que galenos cubanos y estadounidenses han trabajado conjuntamente varias veces

El canciller cubano Bruno Rodríguez.
El canciller cubano Bruno Rodríguez.EFE

El Gobierno cubano tachó de "bochornosa" la campaña de EE.UU y la Organización de Estados Americanos (OEA) para desprestigiar la exportación de servicios médicos de la isla a otros países y recordó que los galenos cubanos han trabajado junto a los estadounidenses en muchas ocasiones.

"Eso lo ha visto el mundo y el Gobierno de Estados Unidos y sus embajadas que hoy bochornosamente están recibiendo indicaciones de atacar una colaboración médica respetada incluso por el propio personal diplomático", dijo la subdirectora para EE.UU. del Ministerio cubano de Exteriores, Johana Tablada.

La diplomática, citada este jueves en un comunicado de la Cancillería, deploró una campaña que busca "agredir a una acción que beneficia a millones de seres humanos en el mundo cada día, y forma parte de los esquemas de cooperación Sur-Sur, amparados en el Derecho Internacional, los programas de las Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud".

También sostuvo que el secretario general de la OEA, Luis Almagro, "una vez más se pone en contra de los pueblos y al servicio de los intereses más reaccionarios" del Gobierno de EE.UU. "y de las oligarquías que lo apoyan".

Mientras, el director de la Unidad Central de Colaboración Médica, Jorge Delgado, cuestionó "cuándo los esclavos han salvado más de seis millones de vidas" y calificó de "garrafal estupidez" decir que los profesionales de la salud de Cuba somos esclavos".

La reacción de las autoridades cubanas se debe a que el miércoles tuvo lugar en Washington una conferencia auspiciada por la OEA llamada "La Oscura Realidad detrás de las Misiones Médicas Cubanas" en la que se denunciaron las condiciones "esclavistas" que según investigadores, autoridades y afectados sufren los médicos vinculados a estas misiones.

El Ministerio cubano de Exteriores replicó en su cuenta de Twitter que "Cuba rechaza los intentos de vincular la cooperación internacional en la esfera de la salud con la trata de personas o la práctica de la esclavitud".

Mientras, el ministro de Salud Pública de la isla, José Ángel Portal, aseguró que continuarán "salvando vidas y procurando la salud y el bienestar dondequiera" que se les solicite.

Para Cuba, la cooperación médica internacional es uno de los pilares de su política exterior y la exportación de servicios profesionales -principalmente de salud y educación- es la segunda fuente de ingresos de la isla.

El país caribeño desplegaba el año pasado más de 50.000 médicos en 67 países, una cifra que se ha reducido desde finales de 2018 por la cancelación, con trasfondo político, de las misiones cubanas en Brasil, Ecuador y Bolivia.

Los ataques de Estados Unidos a la exportación de servicios profesionales que realiza Cuba se han intensificado en el último año, dentro de la escalada hostil de la Administración de Donald Trump hacia La Habana por su supuesto apoyo logístico a Nicolás Maduro en Venezuela.

Washington busca aumentar la presión económica sobre el Gobierno cubano, lo que ha conllevado la imposición de nuevas sanciones, prohibiciones y limitaciones de los viajes de estadounidenses a la isla que han recrudecido el embargo financiero vigente desde hace seis décadas.