Temas Especiales

11 de Aug de 2020

América

El gobierno alemán lamenta las sanciones de EEUU contra el gasoducto Nord Stream2

El aspirante a la candidatura demócrata sostuvo en Los Ángeles (California) un encuentro con la comunidad latina, y les confesó que sabe lo que es "ser humillado"

El aspirante a la candidatura demócrata para las elecciones presidenciales Joe Biden
El aspirante a la candidatura demócrata para las elecciones presidenciales Joe BidenEFE

El aspirante a la candidatura demócrata para las elecciones presidenciales Joe Biden sostuvo este viernes en Los Ángeles (California) un encuentro con la comunidad latina, y les confesó que sabe lo que es "ser humillado".

Luego del debate celebrado el jueves en el campus de la universidad Loyola Marymount de Los Ángeles, que reunió a Biden y a los otros seis principales aspirantes a la candidatura presidencial del Partido Demócrata en las elecciones de 2020, el exvicepresidente llegó hoy al restaurante La Guelaguetza.

Antes de su ingreso al que es uno de los locales de comida oaxaqueña más conocidos de la ciudad, donde departió con empresarios hispanos, Biden dijo: "Sé que es ser humillado".

Biden respondió de esta manera a una pregunta sobre el comentario en tono de burla que hizo el jueves en su cuenta de Twitter Sarah Sanders, exsecretaria de prensa de la Casa Blanca, en el que aludió al tartamudeo que padece el aspirante demócrata.

"(El tartamudeo) probablemente resultó ser el regalo que me dio una sensación de empatía y comprensión, de si eres una persona de color o eres una persona con una actitud diferente o eres un persona que se ve diferente", agregó.

Biden señaló que aceptó las disculpas que Sanders le ofreció tras el incidente.

Al ser cuestionado si creía que el presidente Donald Trump ha creado un entorno permisivo para criticar a personas con discapacidad, Biden respondió de manera afirmativa y agregó que el presidente es "un hombre que no tiene empatía ni sentido de la decencia".

Al referirse a los inmigrantes sin estatus legal, un blanco para la actual Administración federal, el exvicepresidente durante el mandato de Barack Obama (2009-2017) aseguró que "esa idea de deportar a indocumentados que no han cometido un crimen serio va a terminar"

También recalcó que de llegar a la Presidencia regresaría a los agentes del Servicio de Inmigración y Control de Adunas (ICE) a "la escuela" a recibir nuevamente entrenamiento.

"No es una broma", subrayó.

El asambleísta estatal Miguel Santiago, que estuvo en la reunión junto a Biden, opinó que es muy importante para la comunidad escuchar las propuestas de inmigración de los aspirantes.

"Le dijimos, y él sabe, que aquí en California el voto latino es determinante, así que es importante que los temas que conciernen a esta comunidad se pongan en frente y se dialogue con nosotros", dijo a Efe Santiago.

Para la empresaria y restauradora Paulina López, el hecho de que Biden se hubiera tomado el tiempo de venir a escuchar las inquietudes de un pequeño grupo de hispanos, y a los empleados del restaurante, habla muy bien de él.

"Nos hace sentir respetados", dijo.

Biden también discutió con los asistentes al almuerzo sobre educación, los desamparados, las ayudas a las personas de bajos recursos, vivienda asequible, entre otros temas.

La primera gran prueba de los aspirantes a la candidatura demócrata se dará el próximo 3 de febrero en Iowa, cuando tengan lugar los "caucus" y los electores empiecen a elegir quién será el demócrata que se enfrente a Trump en noviembre.