Temas Especiales

14 de Aug de 2020

América

El aeropuerto de Fort Lauderdale vuelve a operar tras el cierre por inundaciones

El aeropuerto fue cerrado de madrugada debido a que algunas áreas eran inaccesibles por la acumulación de lluvia

aeropuerto
El aeropuerto fue cerrado de madrugada debido a que algunas áreas eran inaccesibles por la acumulación de lluvia.Giorgio Viera | EFE

El aeropuerto internacional Fort Lauderdale-Hollywood volvió a estar operativo la mañana de este lunes, después de varias horas cerrado debido a las inundaciones provocadas por las fuertes lluvias caídas en las últimas horas en el sur de Florida.

A las 6.30 hora local (11.00 GMT) comenzaron a reanudarse los vuelos en este aeropuerto situado a unas 21 millas (34 km) al norte de Miami y donde se concentran la mayoría de las compañías de bajo costo que vuelan desde y hacia el sur de Florida.

Según la información del aeropuerto, por el que pasaron más de 35 millones de pasajeros en 2018, debido a los problemas derivados de la inundación había 123 retrasos y seis cancelaciones de vuelos a comienzos de un día de mucho tráfico aéreo por los desplazamientos con motivo de las fiestas navideñas.

El aeropuerto fue cerrado de madrugada debido a que algunas áreas eran inaccesibles por la acumulación de lluvia.

Todavía hay carreteras inundadas en el condado Broward, al que pertenece Fort Lauderdale, por lo que las autoridades aeroportuarias recomendaron a las personas que vayan a viajar hoy salir hacia el aeropuerto con antelación y comprobar antes el estado de su vuelo.

Según las previsiones de AAA, la mayor asociación de automovilistas del país, 115,6 millones de estadounidenses viajarán un mínimo de 50 millas (80,4 km) o más entre el sábado 21 de diciembre y el miércoles 1 de enero de 2020.

De cumplirse esa previsión, supondrá 4,3 millones más que en 2018 y constituirá la mayor cifra desde el año 2000.

El grueso de los viajeros (104,8 millones) se desplazará en automóvil (3,9 millones más que en 2018), 6,97 millones tomarán aviones (300.000 más que en 2018) y 3,81 millones usarán trenes, autobuses o barcos (111.000 más).

La Asociación de Automovilistas Americanos (AAA) indicó que los viajes en avión van a experimentar un crecimiento del 4,9 %, el mayor desde 2003.