Temas Especiales

14 de Aug de 2020

América

España niega que quisiera facilitar la salida de asilados bolivianos

El Gobierno español dijo que la visita de una de sus diplomáticas a la embajada de México en Bolivia fue exclusivamente de "cortesía" y negó "rotundamente" que fuera para "facilitar la salida de las personas" que están asiladas allí

Ministra de Asuntos Exteriores en funciones, Margarita Robles.
Ministra de Asuntos Exteriores en funciones, Margarita RoblesEFE

El Gobierno español aseguró este sábado que la visita de la encargada de Negocios de España a una sede diplomática de México en Bolivia fue exclusivamente de "cortesía" y negó "rotundamente" que fuera para "facilitar la salida de las personas" que están asiladas en esas dependencias.

En un comunicado, el Ministerio español de Asuntos Exteriores rechaza la denuncia de Bolivia contra la Embajada de España por cometer, según las autoridades bolivianas, "atropellos" contra su soberanía a causa de un incidente con la policía que custodia esa sede diplomática mexicana en La Paz.

El incidente se produjo durante la visita de la encargada de Negocios "ad interim" de España a la embajadora de México, unos hechos que el Gobierno español decidió investigar.

Con tal propósito enviará en los próximos días una misión encabezada por un funcionario de la Inspección General de Servicios del Ministerio de Exteriores.

Según Bolivia, el incidente había sido provocado por funcionarios de la Embajada española que acudieron acompañados de "encapuchados" y "presumiblemente armados" a la residencia de la embajadora de México en aquel país, María Teresa Mercado.

La residencia acoge alrededor de una decena de personas a las que el Gobierno de Bolivia acusó ante la Justicia de varios delitos, entre ellas algunos antiguos ministros de la etapa del expresidente Evo Morales procesados por acusaciones como terrorismo.

Bolivia y México mantienen una constante tensión diplomática desde que Morales fue acogido en el país norteamericano, tras renunciar al poder el pasado noviembre y denunciar un golpe de Estado para derrocarlo.